Advertencias rusas sobre Tsarnaev hechas a través de canales establecidos

24 de abril de 2013

24 de abril de 2013 — Las autoridades rusas le advirtieron al FBI sobre las ligas terroristas de Tamerlan Tsarnaev por lo menos en dos ocasiones, primero en el 2011 y después en noviembre del 2012, luego de que el mayor de los dos hermanos acusados de los bombazos en el Maratón de Boston regresó a Estados Unidos después de haber pasado siete meses en la región del Cáucaso de Rusia. Más aún, la inteligencia que Moscú le pasó a Washington fue hecha vía canales oficiales largamente establecidos, activados primero inmediatamente después de los ataques originales del 11 de septiembre del 2001, hace casi 12 años. Según la reseña del New York Times del martes 23, "poco después de los ataques del 11 de septiembre del 2001, Moscú y Washington crearon un grupo de trabajo especial sobre contraterrorismo para mejorar la cooperación". James W. McJunkin, ex alto funcionario del FBI sobre contraterrorismo, dijo que el FBI y sus contrapartes rusos llevaron a cabo una investigación exhaustiva hace varios años sobre el financiamiento de las redes terroristas en la región del Cáucaso por parte de ciudadanos rusos y chechenios con sede en Estados Unidos, la mayoría de los cuales vivían en el noreste de Estados Unidos. Las autoridades rusas aportaron nombres, números telefónicos y correos electrónicos de los financiadores que vivían en Estados Unidos y aportaron al FBI con un entendimiento más profundo de cómo operan las redes islámicas extremistas radicales con sede en el Cáucaso.

Esta semana el FBI reconoció que había recibido la información rusa, y explicó en una declaración oficial que el gobierno ruso había dado la voz de alarma sobre el mayor de los hermanos Tsarnaev, al quien consideraban un posible riesgo, "basado en la información de que era un seguidor del islamismo radical y un firme creyente, y al hecho de que había cambiado drásticamente en el 2010 cuando se preparaba para abandonar Estados Unidos para viajar a la región del país a unirse a grupos clandestinos no especificados". Según los informes noticiosos de Rusia, el servicio de seguridad interna de Rusia le entregó al FBI un "expediente del caso" sobre Tamerlan Tsarnaev en noviembre del 2012, indicando que había tenido por lo menos seis reuniones con un dirigente yihadista en Dagestán, en donde visitaba a sus padres.

El senador Mark Udall (demócrata por Colorado), junto con miembros de la Cámara de Representantes, entre ellos el congresista Michael McCaul (republicano por Texas), presidente de la Comisión sobre Seguridad Interna de la Cámara de Representantes exigieron respuestas del FBI el lunes. Udall, miembro de la Comisión Selecta sobre Inteligencia del Senado dijo, que "hay muchas preguntas para las que quiero respuestas, sobre todo, cómo es que los sospechosos se radicalizaron y cuándo; detalles sobre la investigación inicial del FBI sobre las actividades de Tamerlan Tsarnaer; la naturaleza de la amenaza terrorista en el sur de Rusia, y más información sobre la cooperación contraterrorista con Moscú".

El FBI tiene programado dar un informe a puerta cerrada a la Comisión de Inteligencia del Senado en algún momento del martes y dar un informe a todos los miembros de la Cámara de Representantes el martes a las 5 de la tarde.

El 21 de abril se presentó una denuncia penal en contra de Dzokhar Tsarnaev, con base en una declaración jurada del agente especial del FBI Daniel R. Genck, quien aportó un cronograma detallado de los acontecimientos del 15 al 19 de abril.

Dzokhar Tsarnaev fue entrevistado también por agentes federales en su cuarto de hospital, y el lunes 22 de abril tuvo lugar una audiencia preliminar en el hospital, durante el cual la magistrada le leyó sus derechos, 72 horas después de que fue arrestado y puesto bajo custodia. La magistrada, Marianne B. Bowler, en presencia de los abogados de Tsarnaev, designados por el tribunal, determinaron que estaba capacitado para enfrentar juicio. Tsarnaev es acusado de usar "armas de destrucción masiva", un cargo que presenta serios problemas legales, dado que la bomba que se usó fue un dispositivo burdo hecho de una olla de presión con explosivos convencionales, balines y clavos.

Un perfil publicado hoy en el Christian Science Monitor destaca algunas de las posibles conexiones internacionales del mayor de los hermanos Tsarnaev, a pesar del hecho de que el hermano menor, Dzokhar, ha estado diciendo en los interrogatorios que el complot fue fraguado solo por su hermano, y que el solo supo sobre la bomba una semana antes del Maratón de Boston. Según CNN, Dagestán se ha convertido en un semillero de actividades yihadistas en la región norte del Cácucaso, después de que Rusia aplastó la antigua insurgencia en Chechenia. Dagestán es la base de operaciones de Dokka Umarov, quien ha sido parte de la insurgencia chechenia desde los 1990, y a quien ahora llaman el "Osama bin Laden de Rusia". A través de los años, Umarov pasó de ser un separatista chechenio a un yihadista radical con ligas estrechas a al-Qaeda. Un puente entre al-Qaeda y el aparato del Cáucaso es la Unión Yihadista Islámica, un grupo en la lista de organización terrorista extranjera del Departamento de Estado de E U. El grupo tiene su base en Waziristán al oeste de Paquistán, cerca de la frontera con Afganistán, pero tiene operaciones por toda Asia Central hasta el Cáucaso.