Obama socava la oposición militar a una intervención en Siria

26 de abril de 2013

26 de abril de 2013 — La Casa Blanca de Obama delibitó la resistencia del Pentágono a una intervención militar estadounidense en Siria ayer, con una carta a los senadores Carl Levin (demócrata por Michigan) y John McCain (republicano por Arizona), alegando que las agencias de inteligencia de EU si tienen, después de todo, algún tipo de evidencia sobre el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio en contra de la oposición armada.

El martes se elevaron las apuestas, cuando el brigadier general Itai Brun, el analista de asuntos militares más importante de Israel, declaró durante una disertación que "según nuestro leal saber y entender profesional, el régimen ha utilizado armas químicas letales". Sin embargo, Brun fue más allá al sugerir que esta supuesta utilización (en dos ocasiones en Aleppo el 19 de marzo), fue posible por la falta de intervención militar occidental en la guerra civil siria. Sin embargo, el Secretario de la Defensa Chuck Hagel no se tragó el anzuelo, a pesar de que el estaba en Israel cuando Brun hizo sus declaraciones.

"Bueno, cuando yo estaba en Israel, no me dieron estas evaluaciones" dijo Hagel ayer en el Cairo. Cuando se le dijo en una pregunta de seguimiento, de los alegatos franceses y británicos además del informe israelita, Hagel dijo: "Las sospechas son una cosa. Las evidencias son otra. Yo creo que tenemos que ser muy cuidadosos con esto antes de llegar a cualquier conclusión, sacar cualquier conclusión basados en inteligencia real".

La carta de la Casa Blanca, circulada en los medios informativos al mediodía de hoy en vez de esto, dice lo siguiente: "Nuestra comunidad de inteligencia si determina con diversos grados de confianza que el gobierno sirio ha usado armas químicas en pequeña escala en Siria, específicamente el agente químico sarín. Esta evaluación se basa en parte en ejemplos fisiológicos. Nuestros niveles de pruebas se tienen que construir en base a estas evaluaciones de inteligencia en la medida en que busquemos establecer hechos creíbles y corroborables. Por ejemplo, no está clara la cadena de custodia, así que no podemos confirmar cómo ocurrió la exposición y bajo qué condiciones. Si creemos que cualquier uso de armas químicas en Siria muy probablemente se habrían originado en el gobierno de Assad".

Hagel se tuvo que ver forzado a darle marcha atrás a sus comentarios iniciales. Ahora en Abu Dhabi, la última parte de su gira por el Medio Oriente, Hagel repitió como loro la carta de la Casa Blanca letra por letra y dijo que el uso de armas químicas viola las normas de guerra.

Ni la Casa Blanca ni Hagel llegaron tan lejos como para asegurar que se había cruzado la "línea roja" de Obama, pero McCain inmediatamente se apersonó, declarando que se había cruzado la línea roja. El senador Bob Corker (republicano por Tennessee) agregó que la evaluación era "sumamente preocupante y si se confirma, significaría que ciertamente se ha cruzado la línea roja del Presidente Obama".