Putin habla sobre los bombazos en el Maratón de Boston

26 de abril de 2013

26 de abril de 2013 — En el programa anual "En línea directa con Vladimir Putin" del jueves 25 de abril, el Presidente Vladimir Putin se pasó más de cuatro horas respondiendo 85 preguntas de rusos de todas partes del país y del exterior. Como lo reporta el sitio electrónico del Kremlin, una de esas fue sobre los bombazos en el Maratón de Boston

Anfitrión Kirill Kleymenov: Para continuar con la historia estadounidense, quiero citar un mensaje que creo es importante. Fue enviado por nuestro compatriota que vive en Estados Unidos, se llama Mikhail Smurygin. Después del ataque terrorista en Boston, muchos estadounidenses se voltearon contra Rusia, dado que los terroristas eran del Cáucaso. El Internet está lleno de comentarios antirrusos. Nuestras relaciones con Estados Unidos están bastante tirantes ya y estas acusaciones no ayudan. ¿Cómo tiene pensado enfrentar esto? Esta es una pregunta de Mikhail Smurygin.

Vladimir Putin: Yo creo que los estadounidenses del común no tienen nada que ver con esto; ellos no entienden lo que está sucediendo. Yo quiero apelar a los ciudadanos estadounidenses y rusos y todas las personas que han seguido estos acontecimientos internacionales para que digan: la misma Rusia es víctima del terrorismo internacional, una de las primeras víctimas.

Siempre me he sentido indignado cuando nuestros socios occidentales, así como también sus colegas en los medios informativos occidentales, se refieren a los terroristas que cometen crímenes brutales, sangrientos y atroces en el territorio de nuestro país, como insurgentes. En muy contadas ocasiones se refieren a estos como terroristas. Ellos les han ayudado, dado apoyo informativo, financiero y político, algunas veces directamente y otras veces indirectamente, pero siempre acompaña sus actividades en el territorio de la Federación Rusa. Mientras que nosotros siempre hemos dicho que ellos no deben hacer declaraciones huecas de que el terrorismo es una amenaza común, sino que deben de hacer esfuerzos reales y cooperar mutuamente más estrechamente. Pero ahora estos dos criminales han aportado la mejor prueba posible de que estábamos en lo correcto.

Uno podría especular interminablemente sobre la tragedia de la población chechenia durante su deportación de Chechenia en el régimen de Stalin. Pero ¿fueron los chechenios las únicas víctimas de la represión? La primera y la mayor víctima fue la nación rusa, que fue la que sufrió más como resultado de la represión. Esta es nuestra historia común. Se puede especular todo lo que se quiera, pero ¿qué tiene que ver esto con Estados Unidos? ¿Qué hicieron ellos para merecer esto? No se trata de nacionalidades o religión; como lo hemos dicho miles de veces, el punto aquí es el extremismo.

Se mudaron a Estados Unidos y se les concedió la ciudadanía estadounidense. El hermano menor era ciudadano estadounidense. Algunas personas dicen ahora (no el gobierno de Estados Unidos, sino algunos políticos) que el sospechoso terrorista sobreviviente debe ser declarado prisionero de guerra. Han perdido totalmente los sentidos. ¿Un prisionero de qué guerra? ¿Es que se reinició de nuevo la guerra civil entre el Norte y el Sur? Que estupidez tan absoluta. Están hablando sandeces.

No estoy diciendo esto para acusar a nadie de nada. Yo solo quiero garantizar que esta tragedia nos mueva a mejorar la cooperación para hacerle frente a amenazas comunes, una de las cuales, la más importante y peligrosa, es el terrorismo. Si combinamos realmente nuestros esfuerzos ya no vamos a tener más de estos ataques y no vamos a cargar con pérdidas como estas.