Estupidez criminal: La recuperación de la burbuja hipotecaria en Estados Unidos

23 de abril de 2013

23 de abril de 2013 — Luego de las reuniones del FMI en Washington  en las que se alabaron las medidas de "crecimiento" de Obama y del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y se les proclamó como el antidote al derrumbe económico en Europa, ahora está saliendo a la luz qué es ese dizque "crecimiento", lo que Lyndon LaRouche caracterizó este lunes 22 como "la estupidez criminal de Wall Street". Es la nueva hiperinflación de la burbuja hipotecaria de alto riesgo que creció del 2003 al 2007, que Wall Street con apoyo de Bernanke y Obama están volviendo a inflar con un potencial de estallido mayor. La prensa financiera, e incluso los reguladores financieros del Consejo de Vigilancia de Estabilidad Financiera de Estados Unidos, esperan un nuevo estallido en cuando la Reserva Federal detenga su "emisión cualitativa" y comience a vender los papeles tóxicos que están generando, o incluso quizás antes.

El diario Wall Street Journal informó el 19 de abril que todas las firmas financieras que han reportado sus resultados del primer trimestre, han reportado que sus ganancias aumentaron, aunque los ingresos en general bajaron, porque las ganancias se concentraron en corretaje de valores (41%) y banca de inversión bursátil (43%). En todas las actividades de banca comercial (las actividades comunes de depósitos y préstamos) de esos supermercados bancarios hubo una reducción: Los nuevos depósitos se redujeron en -26% y todos los préstamos en general se redujeron en otro 1.5% con respecto al cuarto trimestre de 2012.

A pesar de que todos los índices en las manufacturas, en el empleo, órdenes de bienes duraderos, salarios y otros índices de la economía productiva han mostrado una contracción de la economía de Estados Unidos, los brujos financieros, desde Bernanke para abajo, andan hablando de la "recuperación acelerada en bienes raíces", como el salvador. De lo que se trata es de lo siguiente:

* La burbuja de bienes raíces residenciales se está inflando de nuevo, con los mismos "instrumentos" financieros que generaron la pirámide anterior, y a estos se le siguen añadiendo el crecimiento de los bonos chatarra, deuda estudiantil y demás. Un reportaje del Washington Post del 22 de abril señala el dominio de los "inversionistas" que han comprador casas al contado, en efectivo, en las grandes zonas de embargos hipotecarios de Estados Unidos, y son las ventas en esas zonas devastadas lo que está empujando los precios de las viviendas nacionalmente. Hoy se anunciaron las cifras de marzo, por ejemplo: La venta de viviendas existentes se redujo, pero los precios subieron en 11.8% con respecto al año anterior; esto es un ritmo de inflación mayor del que generó la burbuja hipotecaria de 2004 a 2006. "La propiedad residencial es un activo de remate", dijo un funcionario de la firma de bienes raíces Title Capital Management de Florida; esa firma ha organizado unos $350 millones de dólares en compras de miles de viviendas para inversionistas acaudalados. La firma de bienes raíces Blackstone ha comprado 20,000 viviendas por $3,000 millones de dólares; American Homes 4 Rent, del multimillonario B. Wayne Hughes, ha organizado compras de 10,000 viviendas al contado; y así por el estilo. En Florida, Nevada, Arizona, partes de California, etc., el precio de las viviendas ha subido de entre un 15% y un 25%. Estos grupos de inversionistas luego organizan el alquiler de las viviendas, y los alquileres están por las nubes. La propiedad de vivienda ha caído a 65% nacionalmente. Cuando esos inversionistas decidan salirse del juego, habrá otro derrumbe en el precio de los bienes raíces.

* Otro de los mecanismos que están inflando esa burbuja son los "Mortgage Real Estate Trusts" (Fideicomismos de hipotecas de bienes raíces) o REITs, como ya les dicen, que de repente han triplicado su tamaño en 18 meses a una burbuja de $600,000 millones de dólares. El diario Wall Street Journal informó este pasado 21 de abril, que "las compañías se aprovechan de las bajas tasas de interés para comprar hipotecas de mayor plazo [a los bancos] con una deuda barata. Luego utilizan esas hipotecas como garantía colateral para conseguir más financiamiento de corto plazo [de los mismos bancos], o sea, más apalancamiento, para elevar las ganancias. Las compañías ganan dinero por la diferencia entre las bajas tasas de interés que pagan y las tasas más altas que cobran de sus activos hipotecarios. Uno de los motivos por lo que están preocupados los reguladores es que los REIT financian sus tenencias con deuda barata de corto plazo que tienen que estar renovando de manera regular". Es decir, en el momento en que no puedan renovar ese crédito, se cae la pirámide. O lo que es lo mismo, cualquier desfase entre la Emisión Cuantitativa de la Reserva Federal con sus tasas de interés cero va derrumbar esa pirámide.

* Un artículo del New York Times del 20 de abril informó que "los alquimistas de Wall Street andan haciendo de las suyas otra vez", y la burbuja de sus papeles con nombres como "productos estructurados" está creciendo más rápido que nunca. Los banco están emitiendo $10,000 millones de dólares al mes en valores respaldados en hipotecas comerciales (CMBS), $20,000 millones de dólares en hipotecas residenciales (RMBS), y las firmas calificadoras les dan la máxima categoría de ¡AAA! "Las medidas reguladoras de la ley Dodd-Frank están obligando a los bancos a adoptar pasos extras en el proceso de hacer estos paquetes de préstamos, pero no cambia para nada el enfoque básico", le dijo un analista al periódico. Cita un ejemplo irónico: Un hotel de Chicago consiguió una hipoteca mala en 2005 que estaba empaquetada en un papel de categoría AAA. Cayó en embargo hipotecario, pero ahora, de algún modo, el hotel pudo refinanciar la hipoteca con una nueva, la cual está empaquetada con otro de esos "productos estructurados" AAA.