Parlamento chipriota acepta el "acuerdo de esclavización" del FMI-UE

2 de may de 2013

2 de mayo de 2013 — Por una mayoría muy raquítica, el gobierno de Chipre forzó la aprobación en el parlamento del memorando y el acuerdo para el préstamo de la Unión Europea (UE) y el FMI (Fondo Monetario Internacional). Con una votación de 29 contra 27, el gobierno condenó a Chipre al mismo tipo de genocidio que ha asolado a Grecia, España, Portugal y otros países de Europa.

El dirigente del Partido Verde y parlamentario George Perdikis, quien votó en contra del acuerdo, dijo antes de votar: "Un 'sí' del parlamento chipriota es con mucho la más grande derrota que hayamos recibido en nuestros 8,000 años de historia. Sus representantes elegidos democráticamente tienen una pistola apuntándoles a sus cabezas para que acepten este acuerdo de esclavización".

El anteriormente partido gobernante AKEL, que tiene 19 curules, votó 'no' y ha hecho un llamado para que Chipre se salga de la zona del euro. El vocero del AKEL George Loukaides dijo que su partido ha decidido votar en contra del acuerdo de préstamo y el memorando, sabiendo que "dicha solución probablemente significa que Chipre ha tomado la decisión de salirse de la Unión Monetaria y Económica". Agregó que aunque pudiera ser que esta alternativa probara ser "dolorosa", es una "alternativa seria que puede darle perspectivas a la economía chipriota, dado que el país se liberaría de los compromisos políticos y otras dependencias, que afectan cuestiones como el problema chipriota y la explotación del gas natural", según lo cita Famagusta Gazette. El Financial Times de Londres informa que el AKEL ha publicado una propuesta alternativa de 30 páginas sobre "cómo Chipre puede sobrevivir sin la Troika y el mecanismo de apoyo de la UE y el FMI".

Los cinco parlamentarios del Movimiento Social Demócrata (EDEK) también votaron en contra, así como también el parlamentario del Partido Europeo, Nicos Koutsou y el parlamentario independiente Zacharias Koulias.

El partido gobernante Concentración Democrática (DISY), que tiene 20 curules, y su socio en la coalición el partido Democrático (DIKO) que tiene 8 curules, y el parlamentario del Partido Europeo Demetris Syllouris, todos votaron a favor.

Durante la votación había afuera del edificio del parlamento una concentración del nuevo movimiento en contra del memorando, Alianza Ciudadana. Fue fundado por el ex candidato presidencial independiente Giorgos Lillikas y acaba de celebrar su primera conferencia el 28 de abril. Exigen que el acuerdo para el préstamo y el memorando se sometan a referendo. Según el Cyprus Mail, la Alianza Ciudadana urgió a otros grupos y sindicatos a que se unan a sus manifestaciones para "unir nuestras voces... con la demanda única de rechazar el memorando".

Lillikas dijo que su movimiento quiere sacar al país de la "subyugación neocolonialista" de la Troika CE-BCE-FMI (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional). Tampoco descarta salirse de la zona del euro "después de un estudio cuidadoso". La Alianza incluye a ex diputados de AKEL, y del Partido Europeo y tiene el respaldo de Zacharias Koulias.