Funcionarios denuncian caso de Bengasi en preparación a las audiencias del Congreso

3 de may de 2013

3 de mayo de 2013 — Según el noticiero de televisión Fox News, por lo menos cuatro funcionarios de carrera, tres en el Departamento de Estado y uno en la CIA, están ya sea en proceso de contratar abogado o ya lo hicieron, en preparación a su testimonio ante el Congreso sobre el ataque terrorista en Bengasi, Libia. Victoria Toensing, ex funcionaria del Departamento de Justicia y asesora legal republicana en la Comisión de Inteligencia del Senado, está representando ahora a uno de los empleados del Departamento de Estado. Le dijo al noticiero Fox que su cliente y algunos otros han recibido amenazas por parte de funcionarios del gobierno de Obama.

Dijo: "Es alarmante. Están haciendo amenazas bastante despreciables contra alguna gente. No es 'te vamos a matar' o 'te vamos a entablar juicio mañana' pero están tomando las carreras de las personas y dejándoles bastante claro que sus carreras están acabadas".

El congresista Darrell Issa, republicano por California que preside la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, le escribió el viernes al secretario de Estado John Kerry para quejarse de que el departamento no ha dispuesto de un proceso por el cual abogados como Toensing puedan recibir la acreditación de seguridad necesaria para poder revisar documentos clasificados y otras evidencias claves.

El lunes en la noche, el noticiero Fox entrevistó a un miembro de operaciones especiales quien fue uno de los testigos en el ataque en Bengasi. Dijo:

"Yo sé con certeza que C110 estaba realizando ejercicios de entrenamiento, no en la región del norte de África sino en Europa y ellos tienen la capacidad de reaccionar y responder".

El C110 es una fuerza especial de 40 hombres entrenados en operaciones de comando y contra extremistas. Según el testigo, se estaban entrenando a 3 horas y media en Croacia.

"Tenemos la capacidad de estar listos y cargados, montados en los aviones, en un instante. C110 tenía la capacidad de estar ahí, en mi opinión, en 4 a 6 horas desde su teatro en Europa, para actuar. Ellos hubieran llegado antes del segundo ataque", dijo, y agregó: "Y uno escucha a un montón de asesores decir, 'no pudimos enviarlos ahí porque la seguridad era una situación desconocida'. Si es una situación desconocida, por lo menos, se envían fuerzas ahí que faciliten la 'exfiltración', heridos, médicos. Pudimos haber enviado un C130 que ayude en la evacuación médica de los heridos".

Según este testigo, había por lo menos también 15 fuerzas especiales y equipo de seguridad altamente entrenado del Departamento de Estado en la capital Libia de Trípoli, que tampoco se desplegaron, a pesar de que están entrenados como fuerza de respuesta rápida.

En su rueda de prensa del martes 30 de abril, Barack Obama alegó que el no sabía de ninguna intimidación en contra de los denunciantes. Mientras tanto, los senadores John McCain y Lindsey Graham reiteraron su llamado para que una comisión selecta del Senado que investigue el caso de Bengasi.