Llaman a un referendo sobre las privatizaciones griegas

4 de may de 2013

4 de mayo de 2013 — Después de que Grecia vendió su Lotería Nacional por 712 millones de euros, el gobierno anunció su intención de privatizar la empresa de servicios de agua de Tesalónica y otras tres compañías. La Troika de la Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional están forzando a Grecia a que venda activos estatales para pagar su deuda.

Pero la privatización de compañías de servicio público ha provocado llamados a que se convoque a un referendo. El Consejo Municipal de Tesalónica votó el lunes 29 de abril en la noche a favor de un referendo, declarando que las compañías de servicios de agua son "recursos sociales que no se pueden vender o transferir", en palabras del presidente del Consejo Municipal. El Consejo destacó que muchas ciudades de Europa que habían privatizado sus servicios públicos los han tenido que recuperar de nuevo debido a las fallas graves en las privatizaciones. El presidente del Consejo Municipal de Tesalónica, Panayiotis Avramopoulos dijo que Viena había sido la última ciudad en hacerlo. Hasta el alcalde de la ciudad, Yiannis Boutaris, apoya el referendo, según EnetEnglish.com. Una iniciativa ciudadana, Moción 136, ha pedido que se organice con una gestión social a través de cooperativas a nivel de vecindades.

El mes pasado el experto sobre derechos humanos y deuda externa del Consejo sobre Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Cephas Lumina, estuvo en Grecia en gira de inspección por cuatro días, después de los cuales concluyó que las políticas del brutal Memorando de la Troika eran una violación a los derechos humanos. Una de sus críticas fueron las privatizaciones de las compañías estatales que eran "recursos sociales", como las compañías de servicios de agua.

La Compañía de Servicio de Agua de Tesalónica (EYATH) actualmente tiene un 74% de participación estatal; la Compañía Ambiental Suez de Francia ya tiene un 5% de las acciones y se espera que presente una licitación conjunta con la compañía de construcción local, Actoris, al igual que la empresa de energía y construcción griega, Gek-Terna y la compañía nacional de servicios de agua de Israel, Mekorot. Se espera que también participe en las licitaciones Ivan Savvidis, un empresario ruso de origen étnico griego.