Ministra de Justicia alemana le recuerda a Obama los principios de la Constitución, con relación al programa de espionaje

14 de junio de 2013

14 de junio de 2013 — La ministra de Justicia de Alemania, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger escribió un artículo en la página editorial de Der Spiegel Online el martes 11 que apareció tanto en la edición en inglés como en alemán, sobre los escándalos de espionaje de Obama, bajo el encabezado, "El escándalo Prism en EU: la seguridad no es un fin en sí mismo" [1] en donde hace un llamado para que haya una absoluta transparencia en este caso. Si se confirma la dimensión de lo que se vigilaba, sería "peligroso"; ya de por sí las noticias "son profundamente desconcertantes". No está de acuerdo con el comentario que hizo el fin de semana el presidente Obama de que no se puede tener "100% de seguridad y 100% de privacidad y cero inconveniencias. Yo no comparto esta perspectiva. Entre más una sociedad vigile, controle y observe a sus ciudadanos, menos libre es. En un estado democrático constitucional, la seguridad no es un fin en sí mismo, sino que sirve para asegurar la libertad".

Analiza el cambio en Estados Unidos después del 11 de septiembre ("se convirtió en un país diferente"). En especial, "ha cambiado la relación entre libertad y seguridad, especialmente como resultado de la Ley Patriota... La Ley Patriota ha limitado significativamente los derechos civiles de los estadounidenses". Esto se ha criticado internacionalmente, incluso por el mismo Presidente Obama antes.

Pero las libertades civiles, que Bush limitó durante la "guerra al terrorismo" no fueron restablecidas durante la presidencia de Obama". La fortaleza del "estado constitucional de derecho reside en la confianza de sus ciudadanos". Las garantías constitucionales salvaguardan esa confianza y tienen dos objetivos, castigar al culpable y proteger al inocente, "o aquellos que han sido acusados injustamente de un crimen en contra de los actos equivocados del gobierno. Estos son precisamente los principios que Alemania adoptó en 1949 de la tradición de la Constitución estadounidense de 1776, es decir que en un proceso democrático libre y abierto, es importante evitar la impresión de que no se está tomando lo suficientemente en serio la protección de los derechos básicos".

"El político y escritor estadounidense Benjamin Franklin escribió alguna vez: 'Quienes renuncian a su libertad esencial para comprar un poco de seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad"

vínculos:

[1] http://www.spiegel.de/international/world/minister-leutheusser-schnarrenberger-criticizes-us-over-prism-scandal-a-905001.html