La Reserva Federal de EU ya perdió $155,000 millones y todavía quieren seguir imprimiendo más dinero.

15 de junio de 2013

12 de junio de 2013 — En un discurso que dio en Montreal el lunes 10, el gobernador de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, sorprendió a los "expertos del mercado" cuando recomendó que la Reserva Federal continúe de manera indefinida con su "emisión cuantitativa" de $85,000 millones de dólares al mes, y exigió que el Banco Central Europeo procure una "emisión cuantitativa agresiva", algo para lo cual no está facultado.

De manera inesperada, Bullard salió con que no estaba a favor de que se "reduzca" para fines de año la compra de bonos que viene haciendo la Reserva Federal, a pesara de la anomalía a la que se refirió, según la cual se viene reduciendo la inflación oficial y al mismo tiempo aumentan las tasas de interés de largo plazo. "Quizás se trata nada más de ruido en los datos [!], quizás esto va a cambiar, pero quisiera ver alguna confirmación de que esto va a dar un vuelco antes de que empecemos a reducir nuestro programa de compras", dijo Bullard. "Registros sorprendentemente bajos de la inflación pueden indicar que el Comité puede mantener su programa agresivo durante un marco de tiempo más amplio".

La Reserva Federal posee en este momento el 15% de toda la deuda del Tesoro de Estados Unidos, así como una enorme cantidad de valores respaldados con hipotecas, y cuando de repente comenzaron a subir los intereses en mayo (sin que hubiese ninguna señal de que la Reserva Federal fuese a parar la impresión de dinero y a dejar de comprar esos papeles, lo cual se ha dicho antes sería la causa de que aumentasen los intereses de los bonos) el banco central de Estados Unidos perdió $155,000 millones de dólares en un mes, según las estimaciones de la revista Forbes. Esa cantidad es tres veces el total de su capital propio. Desde el 1 de enero de 2011, se ha creado la ficción de que la Reserva Federal no tiene que reconocer tales pérdidas, sino que simplemente las tiene que registrar como contrapartida a los pagos de intereses que le va hacer el Tesoro de EU por sus bonos y certificados que posee. Esto quiere decir que el pago de las ganancias de la Reserva Federal al Tesoro, no van a ocurrir, lo cual general más deuda del gobierno de Estados Unidos.

Pero lo más importante es que ya apareció lo que se había anticipado como el "problema de salida" —cuando la Reserva Federal deje la emisión cuantitativa, o sea, deje de imprimir dinero para seguir comprando esos valores tóxicos— y todo parece indicar que se hará más intenso, y ese es el verdadero motivo de que Bullard pida que "sigan imprimiendo".

Otro motivo por el cual quieren una mayor impresión de dinero del BCE, es que la mayor parte del dinero que imprime la Reserva Federal sigue yendo a apoyar la falta de liquidez de los bancos europeos y para cubrir sus pérdidas. Esto se mostró hace tres semanas en el cuarto trimestre de 2012 en el portal electrónico de ZeroHedge.com. El lunes pasado ese mismo portal actualizó sus informes con datos del primer trimestre de 2013 con base en los últimos informes que publicó la Reserva Federal de su flujo de efectivo.

Este portal electrónico muestra en cuatro cuadros que el banco que más préstamos ha otorgado en Estados Unidos en el primer trimestre de este año fue uno solo: la Reserva Federal. Su aumento de $303,000 millones de dólares en préstamos activos en el trimestre, es casi el doble de los $158,000 millones de aumento en todo el sistema bancario. En otras palabras, todos los demás bancos tuvieron una caída neta en los préstamos de $145,000 millones. Y de nuevo, en el primer trimestre más de la mitad de todos esos préstamos de la Reserva Federal fueron a parar a las filiales estadounidenses de los bancos británicos y de la zona del euro.