Informe del gobierno muestra que el Obamacare mata

19 de junio de 2013

19 de junio de 2013 — En su informe de junio al Congreso, la Comisión Asesora de Pagos de Medicare (MedPAC), informa finalmente lo que los hospitals y compañías de seguros han estado diciendo desde hace más de un año, que la reforma de salud de Obama (la mentada Obamacare, en inglés) está haciendo exactamente lo que se supone que haga: Matar a los más pobres. En particular, una sección del informe del MedPAC —que consiste en un consejo de contadores del gobierno, pero supuestamente independiente, establecido por el Congreso en 1997— dice que los castigos que aplica el Obamacare (diseñados por los economistas conductistas) a los hospitales que admiten varias veces a los pacientes, están castigando de manera injusta a los hospitales de los vecindarios pobres, y señala que eso debe cambiar. La respuesta del Centro para los Servicios de Medicare y Medicaid (el CMS, la entidad del gobierno de Obama que coordina los servicios médicos a las personas de la tercera edad, Medicare, y de menores recursos, Medicaid) fue inmediata: Mala suerte.

La reseña del diario Washington Post señala que "MedPAC encontró que los hospitales en donde menos del 3% de los pacientes del Medicare eran de bajos recursos recibieron un castigo promedio de 0.2%. Los hospitales donde más del 18% de los pacientes del Medicare eran de bajos recursos tuvieron un castigo promedio de más del doble, de 0.45%. Los castigos son una pérdida para los hospitales que forman parte de la red de seguridad social, muchos de los cuales operan con pocas ganancias o con pérdidas". Si eso no fuera suficientemente malo ya, los castigos que ya están en 1%, se van a duplicar al 2% en octubre y a 3% en enero de 2014.

En respuesta a esa situación, MedPAC ha propuesto que se fijen normas de referencia diferentes y por separado para los hospitales que atienden a pacientes pobres y a los que atienden a pacientes con mejore ingresos, y advierte que si no cambian las fórmulas para los castigos, muchos hospitales serán castigados en el futuro porque se les juzgara de acuerdo a como se les compare con la totalidad de los hospitales. El mismo diario señala que el CMS "se opone a los cambios", y señala que a nivel nacional la tasa de readmisiones ha caído ligeramente desde que se inició el programa.

El Washington Post señala que, localmente, el Hospital de la Universidad Howard, que trata a la mayor parte de los pacientes de bajos ingresos, es el que ha sido más castigado de todos los hospitales locales; desde octubre, sus pagos para el Medicare se han reducido en 0.95%, apenas por debajo del máximo, y pronto se va a duplicar.