¡Habla Bernanke! Y las acciones se hunden por las malas noticias de que podría haber buenas noticias

20 de junio de 2013

20 de junio de 20123 — Se reunió el comité de mercado abierto de la Reserva Federal (FMOC, por sus siglas en inglés) y al concluir anunciaron ayer que continuarían con la misma política del presidente de la Reserva, Ben Bernanke, de seguir imprimiendo dinero para prestarlo a tasas de interés cero (la Emisión Cuantitativa, o EC) para poner a disposición de los especuladores un torrente de fondos para mantener la burbuja especulativa, no vaya ser que reviente. La EC entonces sigue su marcha de imprimir $85,000 millones de dólares al mes, lo cual significa una tasa anual de $1 billón de dólares de dinero sin sustento, en una política que lo única que asegura es un estallido hiperinflacionario a corto plazo en el sistema financiero de Estados Unidos y el mundo entero, como lo ha venido advirtiendo Lyndon LaRouche.

Pero a pesar de esas seguridades que recibe el sistema financiero adicto para seguir recibiendo su dosis de heroína financiera, los adictos de Wall Street respondieron al anuncio del FMOC y Bernanke desatando una venta de remate el miércoles por la tarde. El problema, como se ve, es que la declaración de la FOMC también decía que "el Comité ve los riesgos de contrapartida en la perspectiva de la economía y del mercado de trabajo como que han disminuido desde el otoño", en otras palabras, que las cosas podrían mejorar. Pero, dado que eso significa, en la jerga de la Reserva Federal, que el EC se podría "ir reduciendo", los mercados decidieron manifestar síntomas preventivos de abstinencia.

¿Suena todo esto a un capítulo perdido de Alicia en el País de las Maravillas? Lean esto.

Resulta que la causa de todo este desbarajuste financiero en el mundo obedece a "Fibonacci y el oscilador estocástico", cuando menos en el Reino Unido. El siguiente comentario se publicó en un cable de la agencia noticiosa Bloomberg ayer: "Los agentes de corretaje no están seguros si Mark Carney va a redoblar los esfuerzos de estímulo cuando se haga cargo como gobernador del Banco de Inglaterra el mes próximo... La libra se está acercando también a un nivel clave de corrección de Fibonacci en donde las órdenes de venta tienden a agruparse, en tanto que el oscilador estocástico cruza un umbral que implica un inminente retroceso".

¡Dios mío de mi vida! ¡Es nada menos que Fibonacci y el oscilador estocástico! ¡¿Y ahora que vamos a hacer?!

(Y no creían que la exposición excesiva a las matemáticas no llevaría a una psicosis clínica...)