Rechaza Dempsey tajantemente el llamado de Kerry a bombardear Siria

20 de junio de 2013

20 de junio de 2013 — Según un informe de la agencia noticiosa Bloomberg, la semana pasada el Secretario de Estado de EU, John Kerry, en una reunión en el salón situacional de la Casa Blanca hizo un llamado a lanzar inmediatamente ataques aéreos contra los campos de aviación de Siria, en particular en contra de aquellos que supuestamente se usan para lanzar armas químicas. Pero, según el informe de Bloomberg.com, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, reaccionó sonoramente y "le lanzó una serie de pichadas raspaditas a Kerry, exigiendo saber exactamente cual era el plan después del ataque y destacando que el Departamento de Estado no entiende cabalmente la complejidad de una operación así".

Dempsey, según este informe, le informó a Kerry que Estados Unidos no podía simplemente arrojar unas cuantas bombas o disparar unos cuantos misiles a objetivos dentro de Siria, sino que Estados Unidos tendría que neutralizar el sistema de defensa integral de Siria, una operación que requeriría 700 o más misiones. Se reporta que Dempsey argumentó que la demanda del Departamento de Estado de lanzar una acción militar precipitadamente en la turbia guerra civil en Siria no era bien recibida, en particular en un momento en que las fuerzas armadas de EU están exhaustas y cuando el embargo presupuestal está destrozando el presupuesto del Pentágono.

"Dempsey fue tajante: que sin algo parecido a una estrategia de entrada, sin algo que se asemeje a una estrategia de salida, y sin siquiera un entendimiento claro de las consecuencias de un ataque aéreo, el Pentágono va a estar extremadamente renuente a seguir el plan de Kerry" informa Bloomberg. El resultado de la reunión, fue simplemente formalizar la decisión que se tomó hace semanas de suministrar armas pequeñas y municiones a los elementos más moderados de la oposición siria.