Los mercados globales se hunden ante la realidad de que la quiebra trasatlántica eclipsa las payasadas de Bernanke

21 de junio de 2013

21 de junio de 2013 — Después de las payasadas de Bernanke el miércoles, en donde pontificó sobre la diferencia clínica entre "amainar" y "reducir" (las compras de papel tóxico con sus emisiones cuantitativas), los mercados mundiales reflejaron el hecho obvio de que la Reserva Federal no tiene idea de qué hacer con el estado de quiebra de todo el sistema financiero occidental; y de hecho, no importa lo que haga la Reserva Federal. El sistema va a estrellarse sin importar si Bernanke reduce o no la EC, porque sistema está absolutamente en quiebra.

Por segundo día consecutivo los mercados tuvieron problemas con bajas simultáneas tanto en los valores de las acciones como de los bonos, las monedas se estrellaron contra el dólar, y siguió la fuga de capitales por todo el sector en desarrollo. Uno de los cálculos estima que se han perdido $2 billones en valores a nivel global.

La agencia noticiosa Bloomberg informa que el índice de referencia de los valores globales tuvo su mayor caída en 19 meses y los bonos cayeron alrededor del mundo. Las bolsas DOW, S&P y el Nasdaq en la ciudad de Nueva York cayeron más de 2% sumando la mayor caíaa en dos días en lo que va del año.

Los rendimientos de las notas del Tesoro a diez años se elevaron nueve puntos básicos a 2.44 por ciento, la mayor alza desde agosto del 2011, en la medida en que se elevaban las tasas desde Nueva Zelandia hasta Alemania. Los activos en los mercados emergentes se contrajeron, de tal modo que la rupia de India y la lira de Turquía alcanzaron bajas récord. La medida sobre las materias primas GSCI de S&P se deslizó 2.8 por ciento, la mayor caída desde septiembre, en tanto que los futuros del oro y plata cerraron a sus niveles más bajos en más de 2 años y medio.