Rajoy de España: para parar la austeridad asesina, tendríamos que salirnos del euro

22 de junio de 2013

22 de junio de 2013 — El 19 de junio, en un debate enconado con los oponentes en el Congreso sobre el crecimiento de la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición de la población de España, el Primer Ministro Mariano Rajoy declaró que para poner el bienestar del pueblo español por encima de la deuda, se requeriría abandonar el euro. Rajoy tiene razón, pero se mantuvo inflexible en que no lo iba a considerar.

El intercambio ocurrió en respuesta a una pregunta hecha por Cayo Lara, presidente del Grupo Izquierda Plural (IP) en el Congreso sobre la urgencia de revertir las modificaciones del 2011 al Artículo 135 que convirtieron a los pagos de la deuda en precedentes por encima de todos los otros pagos. Lara dijo que el infame Artículo 135 "se llama hambre". Trajo consigo "la entrega de la soberanía nacional a la Troika y a los mercados financieros... Cuando sellaron en la Constitución que los pagos de la deuda y los intereses deben tener absoluta prioridad, dieron pie a la destrucción del empleo público, un aumento en la pobreza y la exclusión social, la pérdida de la dignidad para muchas personas, el hambre y los recortes en salud, educación y servicios sociales".

Rajoy alegó que "la disciplina presupuestal" era una condición para poder entrar al euro (el Tratado de Maastricht) y que después de que se firmó el Pacto Fiscal Europeo (el Tratado de Lisboa) "se requirió que todos los Estados miembros lo agregaran a los textos de sus propias Constituciones". Para dar marcha atrás ahora al Artículo 135 significaría "salirnos de la zona del euro" declaró Rajoy, algo que ni él "ni la mayoría de la Cámara de Diputados" desea.

El presidente de la IP Cayo Lara respondió débilmente que romper con la política de austeridad no requiere salirse del euro, pero cada vez más y más españoles reconocen que para salvar a los pueblos de Europa si se requiere deshacerse del euro y regresa a sus monedas nacionales.

adidas Yeezy Boost 350