El genocidio de Obama en Haití: Dos de cada tres haitianos enfrentan hambruna

22 de junio de 2013

22 de junio de 2013 — El Programa Mundial de Alimentos (PMU) de las Naciones Unidas advirtió que a tres años del terremoto de 2010 en Haití, cuando menos 6.7 millones de haitianos no pueden satisfacer sus necesidades diarias de alimentos sin la asistencia de las organizaciones humanitarias y benéficas. Otro millón y medio se clasifica en situación de "inseguridad alimentaria".

Esto quiere decir que dos de cada tres ciudadanos haitianos enfrentan la hambruna, como legado del rechazo criminal de Barack Obama a ayudar a reconstruir Haití de la manera que lo propuso Lyndon LaRouche en febrero de 2010. A pesar de los miles de millones de dólares prometidos por los donantes de la campaña para "reconstruir mejor" a Haití la hambruna ha aumentado en toda la nación. En 1997, 1.2 millones de haitianos no tenían suficientes alimentos para satisfacer sus necesidades diarias; en la década siguiente, el número se ha duplicado.

Hoy en día, Haiti importa el 80% del arroz para consumo nacional y la mitad de sus alimentos en general. Hace treinta años, importaba solo el 19% de sus alimentos y producía arroz suficiente para ¡exportar!

En la costa sur, la desnutrición entre la niñez es tan generalizada que un funcionario del pueblo de Mabriole advirtió que pronto "estarían contando cadáveres, porque la desnutrición está haciendo estragos entre los niños, jóvenes y los bebés". Ya comenzó la estación de los huracanes, que se extiende de junio a noviembre, y el PMU está tratando de almacenar alimentos y suministros de emergencia en anticipación de los desastres que inevitablemente sucederán, pero necesita con urgencia $17.2 millones de dólares para poder hacerlo con cualquier posibilidad de éxito, según informó la agencia de prensa Associated Press.