Lavrov y el Ministerio de la Defensa de Rusia denuncian las mentiras sobre la política hacia Siria

1 de julio de 2013

1 de julio de 2013 — Ahora que se prepara el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov para reunirse de nuevo con el Secretario de Estado de EU, John Kerry al margen de la cumbre ASEAN (1 y 2 de julio), para tratar de clarificar la posición de EU en la conferencia Ginebra II, tanto el como el Ministerio de la Defensa de Rusia han tenido que responder a la constante cadena de mentiras de que Rusia está "abandonando" a Siria.

En la red han estado circulando ampliamente versiones de la revista de negocios rusa Vedemosti de que Rusia está abandonando la base naval de Tartus y que va a evacuar sus embajadas.

Pero en un comunicado de prensa del 27 y 28 de junio, el Ministerio de la Defensa afirmó que "los contratistas civiles continúan trabajando en la base naval de Tartus" e informes en contrario son falsos.

Russia Today cita el comunicado del Ministerio de la Defensa: "El Ministerio de la Defensa de Rusia no tiene realmente personal militar en la base naval en el puerto sirio de Tartus, porque los que atienden la base es solamente personal civil ruso".

Prosigue: "El personal está trabajando cumpliendo con su programa diario. No podemos hablar de ninguna evacuación de Tartus en este caso. Tartus sigue siendo la base oficial y la instalación de reparación de barcos rusos en el mar Mediterráneo y continua ejecutando sus tareas conforme a sus propósitos, dice la declaración".

El Ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, abordó las mentiras en una conferencia de prensa el 28 de junio en Moscú. Según el informe de Russia Today, "la evacuación de esta base está fuera de toda duda así como también la evacuación de su personal, dijo el ministro. Lavrov también atacó fuerte los informes de que Rusia había cerrado su embajada en Damasco, calificándola de provocación, argumentando que la embajada estaba trabajando como siempre, a pesar de las complicadas condiciones".

Russia Today dice que el Ministerio de Emergencias ha evacuado de Siria un total de 600 personas, rusos y ciudadanos de otras naciones exsoviéticas, desde principios del 2013. Los cálculos públicos ubican el número de ciudadanos rusos en Siria en las decenas de miles.