Conferencia del Instituto Schiller en San Francisco adoptó unánimemente resolución para iniciar la Segunda Revolución Americana

1 de julio de 2013

1 de julio de 2013 — El pasado 29 de junio se llevó a cabo la cuarta Conferencia del Instituto Schiller Internacional de la serie "Un nuevo paradigma para la humanidad", esta vez con el tema de "La Segunda Revolución Americana", en la ciudad de San Francisco, California, con la participación de 130 invitados, entre líderes sindicales, agrícolas y activistas de Michigan, Nevada, Oregon, California y miembros del conservatorio de música.

La presidenta y fundadora del Instituto Schiller Internacional, Helga Zepp-LaRouche, dio el discurso central con un llamado a Estados Unidos a una vez más salvar al mundo del fascismo mediante la reinstitución de la Glass-Steagall y el Sistema Americano de crédito para emprender las grandes obras que urgen. Todas las conferencias en su conjunto presentaron un cuadro completo de la crisis mundial, la naturaleza del imperio británico y la verdadera naturaleza de la solución basada en la Revolución Americana, desde la perspectiva histórica centrada en el Pacífico.

Organizadores políticos presentaron una inspiradora ofrenda musical, que se inició con selecciones de la Misa en Si Menor de Bach y que terminó con las trompetas de la fuga de Dona Nobis Pacem. Por la tarde se extendió la discusión y los asistentes aprovecharon la oportunidad para hacer preguntas a Lyndon LaRouche. Al final de las 13 horas de trabajo continuaron con las presentaciones musicales, con el Cuarteto Disonante, de Mozart, y una discusión sobre la mente humana y el significado de fondo de la Glass-Steagall, con la intervención de Megan Beets y Phil Rubenstein, y la sonata Opus 69 para Chelo y Piano de Beethoven. Para concluir con un comentario de Helga Zepp-LaRouche sobre la idea de Schiller del desarrollo del alma humana.

Los asistentes aprobaron la siguiente resolución por aclamación:

El sistema financiero mundial, completamente sobre endeudado, es tan frágil que se puede evaporar en cualquier momento, como una supernova. La oligarquía financiera, en lugar de reconocer que su sistema monetarista especulativo de alto riesgo está en bancarrota, pretende imponer todo el peso sobre la población mediante la política de los llamados 'rescates internos'. Se proponen imponer un recorte de la economía real y en los niveles de vida de la población que tendrá como resultado la muerte de millones de personas, y ahora están planteando abiertamente el regreso a los regímenes fascistas de los 1930.

Nosotros, por lo tanto, nos comprometemos a movilizar una campaña nacional para exigir al Congreso de Estados Unidos la implementación inmediata de la ley Glass-Steagall, exactamente como lo hizo Franklin D. Roosevelt en 1933.

Asimismo nos comprometemos a revivir los principios de la Constitución de Estados Unidos y la Declaración de Independencia, iniciando a partir de hoy, una Segunda Revolución Americana y comprometiéndonos a que de nuevo Estados Unidos sea un Faro de la Esperanza y Templo de la Libertad, creando una alianza de Estados nacionales perfectamente soberanos en la tradición de John Quincy Adams, y para establecer las bases de la paz verdadera a través del desarrollo.

¡La implementación de la Glass-Steagall es el primer paso indispensable! En consecuencia, hacemos un llamado a todos los ciudadanos a unirse al movimiento para establecer esta ley junto a un nuevo sistema de crédito internacional modelado en el sistema de crédito americano de Alexander Hamilton, no solo para Estados Unidos, sino para el mundo entero, a fin de que el mundo entero pueda ser habitable de nuevo.