Diario chino se refiere al concepto de "densidad de flujo energético" de LaRouche

3 de julio de 2013

3 de julio de 2013 — La edicíon europea del diario chino, China Daily Europe, publicó el 26 de junio un artículo firmado del codirector del Alerta Estratégico de la EIR, Claudio Celani, en donde ataca al sistema supranacional de la Unión Europea (UE) y toma como referencia de una política energética sana el concepto de Lyndon LaRouche de densidad del flujo energético (DFE). El artículo, titulado "Le iría mejor a China si evita a la UE" [1] describe la disputa actual sobre energía solar entre la UE y China como un producto demente de una combinación de ideología ambientalista y antinacionalista y los intereses de los carteles que defiende la UE.

En cuanto al tema de las relaciones comerciales, "el mejor interés de China es negociar bilateralmente con cada nación. Sin embargo, en contra de sus propios intereses, las naciones europeas insisten en que China debe negociar solo con su autoinfligido controlador, la UE" advierte el artículo.

"Si China tuviera relaciones bilaterales con los Estados miembro de la UE, los temas comerciales se podrían regular mediante acuerdos bilaterales en base a sus intereses mutuos. China debería buscar formas de llevar a cabo negociaciones bilaterales con los Estados miembros individuales de la UE.

"Se debe mantener vivo el principio de las relaciones bilaterales entre naciones soberanas, porque es el único sistema que funciona en el mundo. Un día, después de que se derrumbe la Torre de Babel que es la UE, estas relaciones van a ser la piedra angular de la reconstrucción".

Sobre el tema específico de la política energética, el artículo cuestiona la validez de apostarle a la energía solar para China: "la energía solar y los llamados recursos renovables se han subsidiado masivamente en un esfuerzo desafortunado por ayudarle al medio ambiente. Pero no hubo un plan concienzudo sobre qué tanto iba a costar ni se esforzaron mucho por encontrar alternativas más eficientes. Los que toman la decisiones políticas creyeron que la economía era lo suficientemente fuerte como para pagar por estas extravagancias, pero la crisis financiera sacó el problema del costo a flote.

"Tarde o temprano, se va a tener que restablecer un criterio más sano para los planes energéticos, como es la densidad del flujo energético, como el pivote de una economía moderna, tal y como lo define el economista estadounidense Lyndon LaRouche. China tiene que estar preparada para este momento".

vínculos:

[1] http://europe.chinadaily.com.cn/epaper/2013-06/21/content_16642509.htm