Vigilancia ilegal desde Cheney y Addington a Obama

1 de julio de 2013

1 de julio de 2013 — A estas alturas, ya nadie duda que el presidente Obama continua con el programa de vigilancia que se originó en el gobierno de Bush, pero lo último que se ha cubierto sobre los documentos que ha hecho públicos Edward Snowden, abundan en el caso. Las últimas revelaciones, de dos documentos publicados en el Guardian de Gran Bretaña el 27 de junio, documentan que los programas de espionaje tuvieron su origen en la oficina del vicepresidente Dick Cheney en el 2001 y que Obama continuó con estos programas después de que tomó posesión en el 2009.

Lo que surgió como los varios programas de vigilancia tuvieron su origen en un memorando judicial diseñado por el abogado de Cheney, David Addington y firmado por el Presidente George W. Bush el 4 de octubre de 2001, menos de un mes después de los ataques del 11 de septiembre. (Los documentos recientemente revelados confirman y detallan la cronología de la EIR, publicada en su edición del 14 de junio [1], en particular con respecto a los papeles de Cheney y Addington).

Los programas de vigilancia continuaron hasta el 2004 sin otra autoridad que no fuera el memo de Addington. Después de un famoso enfrentamiento con el entonces procurador general John Ashcroft, en su cama de hospital, el Departamento de Justicia y la Agencia de Seguridad Nacional buscaron otras formas de continuar con los programas, recurrieron al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC por siglas en inglés) para que autorizara la recolección en masa de registros de metadatos (es decir, información sobre la información), lo que el tribunal hizo en menos de dos meses. Esto se informa en un informe de 51 páginas producido por el Inspector General de la Agencia de Seguridad Nacional, con fecha del 24 de marzo del 2009, cuyo propósito era revisar los programas de vigilancia y sus instrumentaciones.

Un segundo documento con fecha del 20 de noviembre del 2007 del Departamento de Justicia es un memorando escrito por Kenneth Wainstein, subprocurador general encargado de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia en donde le remitía propuestas al procurador general Michael Mukasey del NSA sobre como expandir el programa de vigilancia del NSA. El memo de Wainstein describe el entonces método nuevo de recolección de datos llamado "concatenación de contactos" en el que no solo se selecciona la dirección de correo electrónico, teléfono, o cualquier otra cosa que se hubiera monitoreado de los contactos extranjeros sino tambien los metadatos de cualquier contacto de ese objetivo dentro de Estados Unidos. Esto le daba supuestamente a la NSA una mayor inteligencia extranjera. Según Wainstein, los procedimientos "dejarían en claro que la Agencia de Seguridad Nacional puede analizar los metadatos de comunicación asociados con personas en Estados Unidos y personas que se cree que están en Estados Unidos".

Mukasey firmó el memorando en enero del 2008, y el programa continuó por lo menos durante dos años, después de que Obama tomó posesión. Según el Washington Post, un alto funcionario del gobierno negó que el gobierno de Obama todavía estuviera usando el programa para "recolectar metadatos en masa" aunque agregó: "no voy a decir que no estamos recolectando ningún metadato por Internet".

Documentos más recientes que revisó el Guardian indican que continúa hasta la fecha la recolección de actividades en línea de estadounidenses. Un programa lanzado por la NSA en diciembre del 2012, que le permite recolectar cualquier información en donde uno de los destinatarios esté en EU, duplicó la cantidad de datos que pasaban por sus filtros. "Los documentos indican que la cantidad de metadatos por internet recolectados, vistos, procesados y supervisados por el directorio de Operaciones de Fuentes Especiales dentro de la NSA es considerable" escriben Glenn Greenwald y Spencer Ackerman del Guardian."Aunque no hay referencias a algún programa específico que esté recolectando actualmente metadatos por internet solo domésticos en masa, está claro que la agencia recolecta y analiza cantidades significativas de datos de los sistemas de comunicación de EU en el transcurso de monitorear objetivos extranjeros".

vínculos:

[1] http://larouchepub.com/eiw/public/2013/2013_20-29/2013-24/pdf/13-18_4024.pdf