Greenwald: Obama encubre las resoluciones de la FISA

5 de agosto de 2013

5 de agosto de 2013 — Gleen Greenwald fue entrevistado en vivo en el noticiero dominical diurno de la cadena de televisión ABC News donde informó que por lo menos dos miembros del Congreso, Morgan Griffith (republicano por Virginia) y Alan Grayson (demócrata por Florida) le han enviado una serie de cartas al gobierno de Obama, exigiéndole que les den acceso a los detalles de los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por siglas en inglés) y los falos del Tribunal de FISA (el tribunal secreto que opera de acuerdo a la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, FISA por sus siglas en inglés). Greenwald, quien fue entrevistado desde Brasil, citó la resolución del 2011 del tribunal de FISA de 86 páginas que encontró que los programas de espionaje de la NSA eran anticonstitucionales e ilegales. Aunque el tribunal de la FISA dijo que no tenía objeción a que se hiciera público sus resoluciones, el gobierno de Obama, con el respaldo de los líderes de las Comisiones de Inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes, se han negado a dar a conocer estos documentos, ni siquiera a los miembros del Congreso que querían leerlos.

Greenwald defendió a Edward Snowden, calificándolo de denunciante. El gobierno de Obama, señaló, le ha declarado la guerra a los denunciantes y los ha tildado de Enemigos Públicos Número Uno de este gobierno. Snowden, bajo estas circunstancias, no tenía ninguna oportunidad de recibir un juicio justo en los Estados Unidos con Obama. Si regresara a EU, habría muy buenas razones para creer que Snowden iba a "desaparecer".

El Observer/Guardian del domingo publicó una columna de Greenwald a la cual le adjuntó copias de las cartas de Griffith y Grayson a la NSA, a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes y a otros funcionarios gubernamentales, exigiendo acceso a los datos sobre los programas de espionaje interno. Hasta ahora, ninguno de los dos miembros ha recibido acuse de recibo sobre sus requerimientos. "El negarle acceso a los miembros del Congreso a la información básica del NSA y del tribunal de FISA parece ser algo común", reveló Greenwald. Y cuando los miembros de los paneles sobre inteligencia si reciben información sobre abusos de poder, se les prohíbe hablar sobre ello públicamente. Los senadores Mark Udall y Ron Wyden "estuvieron advirtiéndole por años a los estadounidenses que 'se quedarían pasmados si supieran' sobre las interpretaciones radicales que ha adoptado el gobierno de Obama de la ley secreta adoptada en el tribunal secreto FISA para envestirse con poderes de vigilancia extremos. Sin embargo los dos senadores, a quienes por ley se les prohíbe hablar sobre esto, ocultan lo que han descubierto. Tuvo que ser hasta la denuncia de Edward Snowden" concluyó Greenwald, "que supimos sobre lo que esos dos miembros de la Comisión de Inteligencia nos estaban advirtiendo tan dramáticamente".

El senador Dick Durbin (demócrata por Illinois), presidente de la Subcomisión de Asignaciones de Defensa del Senado, ha estado exigiendo también más información de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) sobre los programas de vigilancia que se han puesto al descubierto por las denuncias de Edward Snowden. Durbin insertó un lenguaje en el proyecto de ley de defensa para el año fiscal 2014 en donde se requiere que la NSA aporte, en forma desclasificada en la mayor medida posible, la información sobre la extensión y profundidad de sus programas de vigilancia, información que el Congreso no ha podido, lo más probablemente, obtener de la agencia hasta ahora."Yo creo que el gobierno puede obtener la información que necesita para combatir el terrorismo de una forma mucho más enfocada, en vez de andar lanzando redes para recolectar información de millones de estadounidenses inocentes" dijo Durbin en su declaración. "Al final, el Congreso permitió este tipo de intrusión porque muy pocos exigieron un equilibrio entre la seguridad y nuestras libertades protegidas constitucionalmente. Yo espero que esta disposición ayude a reabrir el debate".

La información requerida por el proyecto de ley, como se describe en el informe sobre el proyecto de ley de la Comisión de Asignaciones de Defensa del Senado, es la siguiente:

* En los últimos 5 años, con base anual, el número de registros requeridos por la NSA como parte del programa de recopilación de metadatos telefónicos en masa, autorizado por el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA por siglas en inglés), conforme con la Sección 215 de la Ley Patriota de USA, y el número de dichos registros que han sido revisados por personal de la NSA en respuesta a una solicitud.

* En la medida de lo posible, un cálculo del número de registros de personas estadounidenses que han sido solicitados por la NSA como parte del programa de recopilación de metadatos telefónicos y el número de dichos registros que han sido revisados por personal de la NSA en respuesta a una solicitud.

* Un informe, desclasificado en la mayor medida posible y con un anexo clasificado si fuera necesario, describiendo todas las actividades de recolección en masa de la NSA, incluyendo cuando se iniciaron dichas actividades, el costo de dichas actividades, qué tipo de registros se han recolectado en el pasado, qué tipo de registros se están recolectando actualmente y cualquier plan que exista para la recolección en masa en un futuro.

* Un informe, desclasificado en la mayor medida posible, con una anexo clasificado si fuera necesario, incluyendo una lista de actividades terroristas que se han desbaratado, completamente o en parte, con la ayuda de información obtenida usando el programa de metadatos telefónicos y sobre si esta información se pudo haber obtenido mediante otros medios.