Presentan resolución por la Glass-Steagall en California

7 de agosto de 2013

7 de agosto de 2013 — California es el 25avo estado de Estados Unidos en cuya legislatura se presenta una resolución para hacer un llamado al Congreso federal para que apruebe la legislación Glass-Steagall, que está tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. La medida, ACR 73 [1] fue presentada el 5 de agosto por el asambleísta Roger Hernandez, demócrata por Los Angeles, y hasta ahora, tiene un copatrocinador. En su calidad de resolución "concurrente" también se puede presentar en el Senado.

En su prefacio, la resolución establece que la "medida instaría al Presidente y al Congreso de Estados Unidos a que promulguen la legislación federal que proteja los intereses públicos al revivir la separación entre la banca comercial y las actividades especulativas, que incorpora la Ley Glass-Steagall".

En los considerandos que incluye la resolución, describe lo que hizo la Glass-Steagall; que fue derogada en 1999, lo que permitió que los bancos comerciales se involucraran en "actividades especulativas [que] van en contra del interés público al colocar a los mismos bancos comerciales en riesgo financiero y contribuir a la Gran Recesión"; establece que la ley Dodd-Frank "no le da el mismo nivel de protección... que las disposiciones de la Ley Glass-Steagall"; y que el "interés público va a seguir estando en riesgo hasta que se les prohíba de nuevo a los bancos comerciales comprometerse en actividades especulativas".

Después de identificar los proyectos de ley en la Cámara de Representantes (HR 129) y en el Senado (S 985), el memorial tiene un considerando en donde identifica el apoyo a favor del restablecimiento de la Glass-Steagall por parte de grupos "diversos" e individuos, citando, entre otros a la AFL-CIO, AFT y IAM; a Thomas Hoenig, David Stockman; los economista Luigi Zingales y Lyndon LaRouche; Robert Reich; y "varias legislaturas estatales".

El hecho de que se haya presentado esta resolución, demuestra que la línea de que "California está de regreso' —que se promociona debido a los "logros" de un "presupuesto equilibrado"que impuso la súper mayoría demócrata en la legislatura— se reconoce que es pura ficción y que el estado sufre un desplome acelerado en la agricultura y las manufacturas. Este desplome se "superó" en el presupuesto mediante los efectos combinados de un aumento en los ingresos a corto plazo relacionados con las ganancias de capital de la burbuja del mercado de valores, que no se va a sostener; trucos de contabilidad, y los efectos acumulados de más de $100 mil millones en recortes, especialmente en los programas sociales que salvan vidas, en más de una década.

Los empleos de medio tiempo, temporales y con bajos salarios creados con esta "recuperación" combinados con los gastos "verdes" no representan una alternativa nacional, como lo reconocen muchos de los legisladores, quienes están de acuerdo en que se hace necesaria una acción federal, empezando con la aprobación de la Glass-Steagall, como precondición para una verdadera recuperación de la economía del estado y a nivel nacional.