Corona británica se propone tomar control del agua de México

7 de agosto de 2013

6 de agosto de 2013 — El Fondo Mundial por la Vida Silvestre (World Wildlife Fund -WWF como se le conoce por siglas en inglés) firmó un acuerdo con la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA) y con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) el 4 de julio con el fin de proceder a establecer reservas de agua en cinco regiones estratégicas de México.

Según Omar Vidal, el director general de la WWF-México, por lo que dijo al firmar el convenio tiene la intención de ser "un acuerdo de vanguardia para el manejo responsable del agua" para evitar que los recursos hidráulicos de México se aprovechen en usos productivos, específicamente en la agricultura. ¡Se van a establecer restricciones legales sobre los recursos del agua en estas zonas designadas para evitar que haya "asignaciones de más" en el agua que se dedica "para el desarrollo humano"! El acuerdo le entrega a la WWF la responsabilidad de coordinar el Programa Nacional de Reservas de Agua (PNRA) y su presupuesto de $850,000 dólares.

La alianza estratégica CONAGUA-WWF se remonta a por lo menos a una década, alcanzando su mejor momento cuando José Luis Luege Tamargo fue director de CONAGUA en el último gobierno. Con la llegada del nuevo gobierno de Peña Nieto a fines del 2012, llegó a CONAGUA un nuevo liderato, más cuerdo. Así que, el hecho de que se haya firmado un nuevo acuerdo es un indicio de qué tan fuerte la WWF y directamente el gobierno británico están presionando a México, para asegurarse de que no se lleve a cabo nada que se parezca ni remotamente a los grandes proyectos de infraestructura de transferencia de cuencas acuíferas, ya largamente pospuestos, como el PLHINO (Plan Hidráulico del Noroeste), PLHIGON (Plan Hidráulico del Golfo para distribuir agua de las zonas inundadas del sureste en el Golfo de México hacia el norte árido) y el NAWAPA.

Con zonas en hambruna que ya se extienden por todo México, y las proyecciones de una mayor caída en la producción agrícola de posiblemente un 20% para este año, debido a la sequía severa que afecta a 21 de los 32 estados de México, la intención de bloquear estos proyectos no es nada menos que genocida. La presión política de los gobernadores de los estados afectados por la sequía y de los movimientos de agricultores como el "Movimiento Ciudadano por el Agua" de Sonora ha estado creciendo para hacer que el gobierno de Peña Nieto rompa con las políticas dementes de libre mercado y el ambientalismo de la última década y regrese a una política de inversiones estatales en la infraestructura hidráulica.

La WWF y el gobierno de su majestad británica están dirigiendo directamente las operaciones para tratar de garantizar que no triunfen estas políticas realmente científicas. El papel directo de la corona británica en la promoción de políticas verdes fascistas fue denunciada valientemente por nombre por el biólogo mexicano Omar Pensado, ex director del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, en su discurso en la conferencia "Nuevo Paradigma" del Instituto Schiller el 29 de junio en San Francisco, California. Pensado declaró "clara y rotundamente" que no se pueden tolerar estas intervenciones. "Las monarquías no ven seres humanos: ven súbditos y nosotros los hombres libres no podemos hacer acuerdos con ellos ni permitir que sus ideas penetren en las mentes de nuestra juventud o de nuestras instituciones".