LaRouche PAC publicó el video "Glass-Steagall: Feriado bancario permanente para Wall Street" ...

3 de agosto de 2013

LaRouche PAC publicó el video "Glass-Steagall: Feriado bancario permanente para Wall Street" para acabar con la delincuencia bancaria

3 de agosto de 2013 – En un video de 12 minutos que se publicó el pasado jueves 1 de agosto, titulado "Glass-Steagall: Feriado bancario permanente para Wall Street", el Comité de Acción Política de Lyndon LaRouche plantea los seis pasos específicos para clausurar al centro bancario de Wall Street, una empresa hamponil que está matando a los ciudadanos, y si no se le detiene mediante la implementación de la ley Glass-Steagall de Franklin D. Roosevelt, matará a millones más.

El movimiento para restablecer la legislación de Franklin Roosevelt viene creciendo y hay ya tres proyectos de ley en el Congreso para restaurar la Glass-Steagall, el HR 129 con 75 patrocinadores en la Cámara de Representantes y dos proyectos en el Senado, el S 985 y el S 1282. Ahora es el momento, subraya LaRouchePAC, de detallar exactamente como se pondrá en ejecución la ley Glass-Steagall luego de que se vuelva a promulgar, paso a paso. Llevando a cabo estas normas de contabilidad que exige la Glass-Steagall, el gobierno de Estados Unidos sacará del sistema a toda esa basura de Wall Stree, y abrirá el camino para establecer un verdadero sistema bancario nacional. Esto no es toda la solución, porque se va a requerir generar crédito para echar andar el crecimiento de la economía física, lo cual hará necesario establecer el sistema de crédito con un banco nacional hamiltoniano.

Puede acceder al video en ingles aquí [1].

A continuación, enumeramos los seis pasos elaborados por Paul Gallagher, director de Asuntos Económicos de EIR, que constituyen las medidas preliminares que se deben tomar para detener la masacre que está generando Wall Street contra la población desamparada:

Primero: Procesar judicialmente a los bancos de Wall Street y de la zona del euro por los delitos de saquear al público:

* La venta fraudulenta de permutas de tasas de interés (swaps) a las ciudades, municipios, condados y estados, se debe procesar judicialmente como fraude en títulos valores en contra de inversionistas inexpertos, a saber, los funcionarios de agencias públicas que fueron inducidos a comprar esos derivados financieros.

* Procesar judicialmente las actividades de saqueo a través de la hiperinflación en los precios de los bienes básicos y de los servicios. Por ejemplo, el caso del plan de JPMorgan Chase en California, por el cual le venden a la electricidad a las empresas que operan las plantas de distribución eléctrica a $999 dólares el megawatt cuando el precio corriente es de $12 el megawatt.

Segundo: Cancelar la condición de compañía bancaria a las firmas Goldman Sachs y Morgan Stanley:

Los derivados financieros, sus títulos basados en hipotecas y otros instrumentos financieros se sacarán de la contabilidad de sus unidades de banca comercial y serán absorbidas por sus casas de corretaje o "bancos de inversión" o cualquier otra división que actúe como agencia de títulos valores. Esto significa que no hay ninguna posibilidad de que el gobierno se haga responsable de salvar esos títulos, ni por rescate interno ni externo.

Tercero: Poner en vigor los apartados de la ley que prohíben a los bancos o compañías tenedoras que incluyan en sus libros títulos valores que no tienen que ver con la banca comercial —como los derivados financieros y demás contratos similares— en la contabilidad de activos asegurados de sus bancos.

Esto prohíbe también al gobierno de Estados Unidos que utilice crédito federal, ya sea de la Reserva Federal o de la Corporación Federal de Seguros a los Depósitos (FDIC) que les preste fondos en base a esos títulos valores o que compre esos títulos. Esto significa que el gobierno no va a salvar esos títulos de ninguna manera. Significa que a la Reserva Federal no se le permitirá seguir teniendo los actuales $1.3 billones de dólares en títulos respaldados en hipotecas (MBS). Esos títulos se les regresan a los bancos de Wall Street que se los vendieron a la Reserva Federal y se les cobran al precio que la Reserva les pagó. La pregunta obvia será: ¿Tienen esos bancos un billón de dólares o más para pagar esa basura?

Cuarto: Poner en vigor los apartados de la ley que prohíben a los bancos comerciales y a las compañías tenedoras bancarias que sean propietarias de bienes básicos, que realicen operaciones de corretaje de mercancías, materias primas y bienes básicos, como lo hace MFGlobal, ni tampoco pueden ser propietarios de entidades de producción ni de infraestructura de transporte.

Esto significa que JPMorgan Chase tienen que vender JPMorgan Ventures Energy Co. y todas las demás divisiones que hacen operaciones de corretaje de mercancías; Barclays, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Citigroup, State Street Bank, y otros grandes bancos tendrán que hacer lo mismo. Sin la liquidez de los bancos comerciales, es sumamente improbable que esas divisiones puedan sobrevivir.

Quinto: Ejecutar el cierre de las sucursales de bancos cuya matriz o compañía tenedora se encuentre fuera de la jurisdicción de Estados Unidos y que de ese modo tenga prácticas financieras que no se pueden limitar mediante la ley Glass-Steagall de Estados Unidos.

Con esta medida, la Reserva Federal debe cerrar todos los préstamos de liquidez a las sucursales de bancos europeos en Estados Unidos, y debe regresarle los títulos de MBS o valores de la tesorería de EU que les compró a los bancos europeos con la política de Emisión Cuantitiva.

Más aún, se tienen que clausurar casi todas las operaciones estadounidenses de los grandes bancos europeos o se deben reorganizar de inmediato como compañías separadas completamente.

Sexto: Dividir las grandes compañías tenedoras de bancos en Estados Unidos.

Bajo la ley Citigroup tendrá que separar cada una de sus 9 divisiones (incluyendo a los fondos compensatorios, fondos privados, etc., y todos los demás fondos especulativos) del grupo bancario y de corretaje de valores; su División de Cartera Institucional, y su División de Corretaje y Gestión de Activos.

Wells Fargo tendrá que deshacerse de la División Wells Capital Management, del banco de inversión Wells Fargo Securities, Wells Fargo Advisors y Wells Capital Management.

Bank of America tendrá que deshacerse de Merrill Lynch, Countrywide Financial, Bank of America Equities y de sus inversiones en varios fondos especulativos.

JPMorgan Chase tendrá que deshacerse de su JPM Investment Banking Division, JPM Hedge Fund Services, JPM Partners, Worldwide Securities Services, y de Bear Stearns Investment Bank.

Morgan Stanley-Smith Barney tendrá que dejar su condición de compañía tenedora bancaria que le concedió la Secretaría del Tesoro y la Reserva Federal cuando recibieron el rescate financiero del TARP, porque no tiene ningún negocio de banca comercial. Lo mismo se aplica a Goldman Sachs.

En suma: Con la Glass-Steagall, LaRouchePAC se propone clausurar las actividades criminales de Wall Street y restablecer el sistema de crédito constitucional de Estados Unidos, el cual aportará la base para reconstruir la economía real.

Links:

[1] http://larouchepac.com/node/27570