El New York Times expone a "la Comisión del efectivo"

21 de agosto de 2013

21 de agosto de 2013 – Aunque enfoca su ataque principalmente en los republicanos y en el Partido del Té, refiriéndose a los demócratas solo en una frase, la junta editorial del New York Times denuncia como los grandes bancos compran miembros de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes[1].

A continuación extractos pertinentes de la editorial del domingo 18 de agosto:

"La Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes se ha vuelto tan grande que se tuvo que instalar una muy inusual cuarta hilera en el salón de la Comisión. En cada nueva sesión legislativa, multitud de miembros, en particular novatos, exigen tener un curul en el panel, no porque tengan un interés desaforado en regular a los bancos y Wall Street, sino porque saben que van a poder recaudar mucho más dinero si uno de los 61 curules ahí tiene su nombre.

"Como lo explicara recientemente Eric Lipton en The Times, Servicios Financieros se ha convertido en la Comisión del Efectivo porque los grupos de interés donan más dinero a sus miembros que a los de cualquier otra comisión legislativa. Solo este año sus miembros han recibido más de $10 millones y la mayor parte de estos provino de los grande nombres que supervisa la comisión. Entre los contribuyentes se incluyen empleados de Goldman Sachs, Bank of America, la Credit Union National Association, el Investment Company Institute, Wells Fargo y muchas de las grandes firmas de contabilidad y compañías de seguros.

"Los miembros de la comisión no parecen estar particularmente avergonzados de los favores que le hacen a aquellos que les aportan efectivo. Andy Barr, un republicano novato por Kentucky, prometió proteger una exención fiscal por valor de $500 millones a uniones de crédito (ellos le dieron $15,000). E introdujo un proyecto de ley en donde se le permitiría a los bancos darle hipotecas a la gente que no las puede pagar, desbaratando un reglamento federal a solicitud de los cabilderos de los grandes bancos. (Los bancos le dieron por lo menos $47,000).

"Eso es mucho dinero para un novato poco conocido. De hecho, los $150,000 que ha recibido del sector financiero en los últimos meses es casi lo mismo que esos intereses le dieron al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner y otros líderes. Es la forma en que los bancos le dicen, bienvenido a la comisión y a nuestra cultura, esperamos continuar haciendo negocios. Nosotros hacemos una inversión, y esperemos que esa inversión produzca una ganancia, como le dijo un cabildero industrial al señor Lipton.

"Muchos demócratas en el panel están igual de ansiosos por meterse a la cola de alimentación, pero los mayores hipócritas son los miembros del Partido del Té que alegan ser populistas...".

De manera destacada, el New York Times no menciona a dos de los más notorios miembros de la Comisión del Efectivo, Barney Frank y Chris Dodd. Es más el editorial concluye no haciendo un llamado a la Glass-Steagall sino simplemente a llevar a cabo una reforma a las finanzas de las campañas.