Estados Unidos suspende en secreto la ayuda militar a Egipto

21 de agosto de 2013

21 de agosto de 2013 — La decisión del 19 de agosto del gobierno de Obama de suspender de facto partes de la ayuda militar a Egipto [1] sin anunciarlo o calificarlo como tal, podría desatar un caos no lineal por toda la región. Además de que eso señala el apoyo que da Obama a la Hermandad Musulmana, es una violación a los Acuerdos de Campo David de 1978, con los cuales Estados Unidos está obligado a proporcionar ayuda militar tanto a Egipto como a Israel.

Puede haber todo tipo de repercusiones por esto, comentó hoy Lyndon LaRouche. No debemos especular sobre que escenario británico en particular es el que se va a desarrollar, ni debemos excluir ninguno de ellos. Esta es una situación de grandes desafíos, por donde quiera, y el punto es que el presidente Obama probablemente esté clínicamente loco, y por lo tanto no es legítimamente el Presidente de los Estados Unidos. LaRouche señaló que pudiera ser que Obama no sea el presidente por mucho tiempo.

El senador Patrick Leahy [2] líder de la Subcomisión del Departamento de Estado y Operaciones Extranjeras, le dijo al Daily Beast que Obama había suspendido el desembolso de la mayor parte de la ayuda militar directa, la entrega de armas a las fuerzas armadas egipcias, y algunas formas de ayuda económica a Egipto. La oficina de Leahy agregó que el gobierno de Obama, aunque públicamente no está reconociendo el derrocamiento de Mohamed Morsi como un golpe de Estado, sin embargo actúa en privado como si hubiera sido un golpe, y ha suspendido temporalmente la mayor parte de la ayuda militar. Esta suspensión continuará, hasta lo que dice el Daily Beast "se complete una revisión general de las relaciones" con el Cairo.

El informe sostiene que el mensaje público del gobierno de Obama es que los $585 millones de dólares en ayuda militar prometidos para el año fiscal 2013 no están oficialmente suspendidos dado que técnicamente no se vence sino hasta el 30 de septiembre, el fin del año fiscal, y todavía no se toma la decisión final.

"Después de las retenciones por el embargo presupuestario, quedaban $585 millones de fondos no comprometidos. Así que esa es la cantidad que no está comprometida" dijo ayer la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki. "Pero no sería adecuado decir que se ha tomado una decisión política con respecto a lo que resta de los fondos de ayuda".

"La decisión fue, vamos a evitar decir que fue un golpe, pero para estar del lado de la ley, vamos a actuar como si se hubiera hecho la designación" (de que era un golpe de estado—NDR) le dijo un funcionario del gobierno al portal electrónico noticioso Dail Beast. "Al no anunciar la decisión, se le da al gobierno la flexibilidad de revertirla". Entonces, ¿por qué filtrarla?

Un vocero del senador Leahy, David Carle, confirmó en CNN que se le informó a su oficina que se ha suspendido la ayuda.

Los peligros de estos acontecimientos quedan de manifiesto en que los cabilderos de Israel se están moviendo para obtener apoyo para las fuerzas armadas de Egipto. Los israelíes temen no solo terrorismo en el Sinaí, o al Hamas en Gaza lanzando cohetes en contra del Negev, sino que la suspensión de la ayuda militar va a socavar el tratado de paz egipcio-israelí. La ayuda militar tanto a Israel como a Egipto está vinculada directamente a ese tratado de paz. Le serviría mucho a las proclividades del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de jugar el escenario británico del "aliado que rompe" , en donde se podría incluir un posible ataque israelí en contra de Irán.