Fallo del Tribunal FISA del 2011 denuncia que le mintieron los gobiernos de Bush y de Obama

24 de agosto de 2013

23 de agosto de 2013 — El fallo del 3 de octubre de 2011 del juez conservador John Bates del Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera (FISC por siglas en inglés, desclasificado y dado a conocer ayer por el gobierno de Obama, se refiere a las solicitudes hechas en abril del 2011 por el gobierno para enmendar los procedimientos de la vigilancia electrónica masiva, que anteriormente había sido autorizada por la FISC.

Estas nuevas solicitudes incluían una nueva revelación sobre los modos y tipos de recopilación de información de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), sobre los cuales nunca se le había dicho antes al FISC. El juez Bates, designado por G. W. Bush a la magistratura federal, dijo que las revelaciones de abril del 2011 "alteran fundamentalmente el entendimiento del tribunal sobre el alcance de la recopilación llevada a cabo conforme la Sección 702 de la FISA [siglas en inglés de la Ley de Supervisión de Inteligencia Extranjera] y requiere de nuevo un cuidadoso examen de muchas de las valoraciones y suposiciones subyacentes en las aprobaciones anteriores". En un pie de nota de esta discusión, el Tribunal destaca aún más, con enojo que apenas puede disimular:

"Al Tribunal le preocupa que las revelaciones del gobierno en relación a la adquisición del NSA de transacciones por Internet marca la tercera instancia en menos de tres años en que el gobierno ha puesto al descubierto que ha incurrido en una tergiversación sustancial en relación al alcance de un importante programa de recopilación".

"En marzo del 2009, el Tribunal llegó a la conclusión de que su autorización para que la NSA adquiriera masivamente las grabaciones de llamadas telefónicas detalladas de [SUPRIMIDO] en el llamado caso del 'gran negocio de las grabaciones' 'tenía como premisas una falsa descripción de como usa la NSA los metadatos [adquiridos]', y que 'esta percepción errónea por parte de la FISC existe desde el inicio en que se autorizó la recopilación en mayo del 2006, reforzada por las aseveraciones repetidamente incorrectas hechas en las propuestas presentadas por el gobierno y a pesar de un régimen de supervisión ordenado por el tribunal y diseñado por el gobierno'. [Cita del tribunal] [ SUPRIMIDO] Contrario a las constantes garantías del gobierno, la NSA ha estado llevando a cabo constantemente indagaciones de los metadatos utilizando términos para la investigación que no satisfacen la norma requerida para investigar. El tribunal concluye que este requisito ha sido 'violado tan frecuente y sistemáticamente que se puede decir con toda razón que este elemento decisivo de todo… el régimen nunca ha funcionado de manera efectiva".

Una página después, en una nota al pie de página de un párrafo donde dicen que "lo que ha presentado el gobierno deja en claro... que la NSA ha estado adquiriendo transacciones por internet incluso ANTES de que el Tribunal aprobara LA PRIMERA certificación de la Sección 702 en el 2008" [énfasis agregado], el juez Bates escribió de manera inequívoca que "las revelaciones del gobierno en relación al alcance de la recopilación de información por parte de la NSA implican al 50 U.S.C sección 1809 (a) [Título 50 del Código Penal de EU, Sección 1809 (a)] el cual señala como delito [participar en vigilancia electrónica por debajo del imperio de la ley o usar la información obtenida a través de dicha vigilancia]. Ver [SUPRIMIDO] (concluyendo que la Sección 1809 (a)2) impide al Tribunal aprobar el uso propuesto por el gobierno de, entre otras cosas, cierta información obtenida por la NSA sin la autorización estatutaria en su 'recopilación de información en tránsito'). El tribunal va a tratar la Sección 1809(a) y asuntos relacionados en una orden por separado".

En otra sección, el juez Bates hace particular referencia a la violación de la Cuarta Enmienda por parte del gobierno: "El Tribunal tampoco pudo encontrar que los procedimientos de decisión de objetivos y minimización de la NSA, como propone implementarlos el gobierno en conexión con la MCT [transacciones de comunicaciones múltiples—NDR] sean congruentes con la Cuarta Enmienda".

Estas observaciones desmienten las constantes protestas del Presidente Obama y altos funcionarios de la comunidad de inteligencia de EU desde que se empezaron a publicar las filtraciones de Edward Snowden sobre la NSA y la extensa vigilancia electrónica a los ciudadanos estadounidenses, de que no hay nada de qué preocuparse, dado que los programas dizque se han revisado cabalmente y están supuestamente autorizados por el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC). Más recientemente, el primer magistrado de la FISC, Reggie Walton puso reparos en un artículo de primera plana del Washington Post, en el sentido de que la FISC no tiene forma de evaluar la información que le dan los funcionarios del gobierno que buscan fallos por parte de la FISC y las observaciones del juez Bates indican claramente que las afirmaciones del juez Walton, y no las del gobierno de Obama, son las que realmente reflejan la realidad del problema.