Demócratas veteranos piden audiencias inmediatas para detener el azote de la NSA

24 de agosto de 2013

24 de agosto de 2013 —

Tres veteranos demócratas miembros del Comité Judicial de la Cámara de Representantes emitieron ayer una declaración en la que denuncian la "enorme recopilación de información metadata" efectuada por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés) y la aprobación por parte del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC en sus siglas en inglés) de "la exhaustiva y continua recopilación de archivos telefónicos, incluyendo los de estadounidenses que no tienen ninguna relación con el terrorismo". Un documento que fue colocado en el sitio electrónico del representante Robert C. "Bobby" Scott, representante demócrata por Virginia, dice así:

"Siguiendo las revelaciones concernientes a la recopilación de archivos telefónicos, John Conyers, Jr., representante demócrata por Michigan, y miembro de mayor jerarquía del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler, representante demócrata por Nueva York, y miembro de mayor jerarquía del Subcomité de la Constitución y la Justicia Civil, y Robert C. "Bobby" Scott, representante demócrata por Virginia, miembro de mayor jerarquía del Subcomité sobre Crimen, Seguridad Nacional, e Investigaciones, emitieron la declaración siguiente:

"La reciente revelación de que el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, aprobó la exhaustiva y continua recopilación de archivos telefónicos —incluyendo los de sencillos estadounidenses que no tienen vínculos con el terrorismo— es sumamente problemática y revela serias fallas en el alcance y la aplicación de la Ley Patriota de Estados Unidos. Creemos que este tipo de programas son demasiado amplios e incongruentes con los principios de los padres fundadores de nuestra nación. No podemos derrotar al terrorismo comprometiendo nuestro compromiso con los derechos civiles y las libertades...

"Discrepamos enérgicamente con aquellos que afirmarían que porque este tipo de programas parece que ya tienen mucho tiempo y que es posible que se informó a unos miembros del Congreso, eso lo hace aceptable para nosotros y para el Congreso. Un informe clasificado que no permite una discusión pública no implica aprobación o aceptación. Consideramos que el Comité Judicial de la Cámara de Representantes debe conducir una audiencia sobre esta situación y sin demora poner a consideración una legislación para ayudar a corregir este problema".

La declaración también destaca que el programa de la NSA se remonta al gobierno de George W. Bush, y que cuando se reveló una pequeña parte de este, estos tres [John Conyers, Jerrold Nadler, y Robert C. "Bobby" Scott] se opusieron al programa e intentaron echar para atrás la Ley Patriota.