China ataca las metidas de pata de Obama en Siria

3 de septiembre de 2013

3 de septiembre de 2013 — Los medios de prensa oficiales chinos hoy hicieron añicos la desastrosa política de Obama hacia Siria. Tanto el China Daily[1], que representa al gobierno como el Diario del Pueblo, manejado por el Partido Comunista, en sus ediciones en línea en inglés tienen un análisis titulado "Es imprudente que EU libre una guerra contra Assad".

El artículo cita a Ye Hailin, un experto en estudios del Medio Oriente en la Academia de Ciencias Sociales de China, quien dijo que tal ataque sería ilógico y no sería del interés de EU en la región. "Esta es la movida más sin sentido en las políticas de Washington para el Medio Oriente desde que Gran Bretaña y Francia se salieron de la región al final de la Segunda Guerra Mundial".

Pero dándole una salida a Obama, Ye indica, "Obama no quiere lanzar el ataque. Sin embargo, los grupos de intereses bélicos en Washington y algunos diplomáticos estadounidenses de alto nivel, entre ellos el Secretario de Estado John Kerry, han estado ejerciendo mucha presión sobre él".

El director principal del China Daily Op Rana, no es compasivo con el Presidente de Estados Unidos en su editorial: "El Presidente de Estados Unidos, ganador del Premio Nobel de la Paz, tiene que probar algo para justificar su presidencia, irrespetuosa por las consecuencias, aunque alega que tiene un profundo conocimiento de la historia y de lo que es bueno para la humanidad".

Global Times [2], el tabloide más directamente ligado al Partido, repasa las implicaciones estratégicas de largo plazo: "Los Estados Unidos mostraron su talón de Aquiles, perdiendo más apoyo y sin tener la resolución real de seguir adelante con su política intervencionista. Después de que se le revirtió la 'Primavera Árabe' en Egipto, Obama solo ha podido inventar el ataque aéreo contra Siria con un objetivo político ambiguo. La 'vacilación' de Obama solo ha logrado que sea más difícil volver a juntar las opiniones ya rotas en la esfera occidental. Si finalmente desisten los Estados Unidos de su ataque aéreo, esto significaría que la disuasión de EU se verá reducida. También refleja realismo en Estados Unidos".