Siria: advertencias de guerra general

4 de septiembre de 2013

4 de septiembre de 2013 — En entrevista con el periódico parisino Le Figaro [1] que vio en primicia la agencia de prensa AP y otros medios informativos el 2 de septiembre, el presidente sirio Bashar Assad destacó que "si los estadounidenses, los franceses o los británicos tuvieran una pizca de prueba, la hubieran presentado desde el primer día". Luego advirtió tajantemente que si Estados Unidos y Francia atacan, "todo mundo va a perder control de la situación... Se van a extender el caos y el extremismo. Existe el riesgo de una guerra regional... El Medio Oriente es un barril de pólvora y el fuego se está aproximando".

En un informe de la agencia Agence France Presse del 2 de septiembre se destaca ese mismo riego reproducido del periódico libanés en árabe al-Akhbar y otros medios, en el sentido de que la milicia Hizbulá libanesa está desplegando sus fuerzas con anticipación de posibles ataques de EU en contra de Damasco. Dijo que el grupo había "convocado a todos sus oficiales y miembros a que tomaran sus posiciones". Parece que hay una movilización general del grupo en Tiro, aunque no se ha comentado públicamente. Muchos combatientes del Hizbulá han desaparecido de sus poblaciones en el Valle del Bekka en los últimos cinco días. Los combatientes, incluyendo los artilleros, han dejado sus puestos regulares y apagado sus teléfonos celulares para garantizar no ser rastreados. En los suburbios sureños de Beirut, un bastión del Hizbulá, se está reemplazando a los adolescentes por combatientes más experimentados en los puntos de revisión que inspeccionan los carros que entran al distrito.

Al-Akhbar dijo que el ejército sirio ha movilizado unidades que anteriormente no habían participado en el conflicto y estableció un cuarto de operaciones con el Hizbulá, cuyas unidades a cargo de los misiles estaban en un nivel de alerta sin precedentes.