Cámara baja de Suiza debate las propuestas Glass-Steagall

10 de septiembre de 2013

10 de septiembre de 2013 — Las sesiones de otoño de la Nationalrat suiza (la cámara baja del parlamento) tienen tres mociones con propuestas de separación bancaria al estilo Glass-Steagall (Trennbanken), introducidas por los Socialistas (SP), el Partido del Pueblo Suizo (SVP) y el Partido Verde. En entrevista con el periódico Tagesanzeiger de Berna, el fundador del SVP Chistoph Blocher reveló que ha habido contactos informales con miembros del SP con el fin de construir una alianza sobre la propuesta. El SP y el SVP tienen una mayoría de votos en la Nationalrat, pero los conflictos ideológicos han impedido hasta ahora una coalición en torno a este tema.

"Afuera de los reflectores, nosotros hablamos con representantes razonables del SP que ven el problema", le dijo Blocher al periódico. "Después de todo, en el pasado ellos discutieron conmigo y con Nicholas von Hayek, así como también con el presidente del SP, Levrat, sobre una iniciativa común. Desafortunadamente ha fracaso hasta ahora en el parlamento".

Blocher atacó también a la regulación del "rescate interno" (el prototipo Chipre) que emitió la entidad reguladora Finma, y dijo que la confiscación de los depósitos mayores a los 100,000 francos suizos para salvar a los bancos "¡es fatal! No resuelve el problema, sino que lo hace más grande. Porque cuando la gente huele que un banco está en problemas, los clientes van a retirar de inmediato sus depósitos mayores a 100,000 francos, lo cual aumentará la insolvencia de los bancos sistémicamente relevantes. Hoy mismo, ya los empresarios sacan su dinero y lo mantienen como certificados bancarios en sus cajas de seguridad. Ya no confían en ellos".

También el escritor Gian Trepp, hace un llamado en su blog a una alianza multipartidista a favor de un proyecto de ley Trennbanken. "Lo que está en juego es la reducción de dos bancos grandes a dimensiones compatibles con la economía suiza, y a través de esto, poner los intereses económicos del país por encima de los intereses de los accionistas del UBS dominado por Singapur y Estados Unidos, y del Credit Suisse dominado por Qatar, Arabia Saudita y Estados Unidos. El sistema Trennbanken refleja los intereses fundamentales de los trabajadores, porque promueve la creación de empleos en Suiza. El sistema monetario y de crédito en la zona franca se estabilizaría y se evitaría la socialización de los costos de tener que rescatar grandes bancos sistémicamente relevantes...

"De manera similar, el sistema Trennbanken refleja los intereses fundamentales de las empresas con sede en Suiza, denominadas en francos suizos. Un sistema monetario y crediticio estable es una precondición indispensable para hacer que nuestro propio capital obtenga suficiente ganancias. Por lo tanto es lógico que los empresarios y el representante del SVP, Chistof Blocher, apoyen el sistema Trennbanken".