El grupo de Congresistas negros siente el torrente nacional masivo en contra de Obama

11 de septiembre de 2013

11 de septiembre de 2013 — Durante su peregrinación confesional del lunes por los medios informativos, Obama le dijo a Scott Pelley [1] de CBS que "yo entiendo profundamente cómo la población estadounidense, después de una década de guerra, no está interesada en ningún tipo de acción militar en la que no creen que estén involucrados directamente nuestros intereses de seguridad nacional. Yo, lo entiendo".(Esta última expresión es exactamente la misma que usó el Primer Ministro británico David Cameron después de que el parlamento votó en contra de su propuesta de lanzar una ataque no provocado en contra de Siria).

"Y creo que los miembros del Congreso entienden esto", agregó Obama. Y así es; hasta sus partidarios más confiables, la Junta de Congresistas Negros (CBC, por sus siglas en inglés).

Obama y su asesora sobre seguridad nacional, Susan Rice, convocaron el lunes a miembros del CBC a la Casa Blanca para insistirles en que respalden el plan del gobierno de atacar a Siria. Los participantes informaron que el principal argumento de Obama fue que era objeto de oposición racista, y que ellos deberían respaldarlo con el fin de derrotar el racismo.

El periódico que circula por el Capitolio, The Hill, informa, sin embargo, que solo un puñado de miembros del CDC respalda su plan bélico. Muchos más dicen que están indecisos o que se oponen abiertamente a la medida.

La presidenta, Marcia Fudge (demócrata por Ohio) todavía no ha fijado su posición sobre el tema.

Sanford Bishop, Jr, (demócrata por Georgia) dijo después de la reunión en la Casa Blanca que el estaba muy escéptico sobre irse a otra guerra y "extendernos".

Sheila Jackson Lee (demócrata por Texas) dijo que ella tampoco está lista para apoyar los ataques. "Estoy sólidamente indecisa" dijo.

"El Presidente, por supuesto, tiene mi apoyo" le dijo Gregory Meeks (demócrata por Nueva York) a CNN el 8 de septiembre. "Yo no sé si voy a votar sobre la cuestión [siria]. Sobre esto, estoy indeciso".

Bobby Scott (demócrata por Virginia) dijo que a él le preocupa que los ataques limitados se van a convertir en un conflicto mucho más prolongado. Scott también cuestionó que el Presidente tenga la autoridad legal para intervenir en Siria sin un amplio apoyo internacional.

André Carson (demócrata por Indiana) dijo en una radiodifusora local que el no está convencido de que una acción militar en la forma en que la está proponiendo el gobierno sea del mejor interés de Estados Unidos. Carson también vinculó la votación sobre Siria a la política interna de Obama. Argumentó que muchos miembros del CBC no se sienten obligados a respaldar al Presidente en el caso de Siria, porque están irritados porque no ha sido capaz de luchar tenazmente a favor de programas de benefician a la comunidad de color.