El 11-9, el foco de atención sobre el papel saudí

13 de septiembre de 2013

12 de septiembre de 2013 — En vísperas del aniversario de la atrocidad del 11 de septiembre de 2001, llevada a cabo por los reinos británico y saudí, finalmente está apareciendo a nivel internacional el papel de la monarquía saudí en ese acontecimiento y en el recrudecimiento del terrorismo actualmente en Siria, en medios diferentes a este servicio informativo. Sin embargo, en Estados Unidos, el gobierno de Obama, al igual que el de Bush antes que el, sigue ocultando las 28 páginas cruciales del informe Indagatorio del Congreso sobre el 11-9, que tiene que ver con el papel saudí en ese atentado terrorista.

El artículo de fondo del semanario EIR del 16 de agosto sobre como destruir el eje de terrorismo global Londres-Riyadh, empezando con la publicación de las 28 páginas, ya está circulando como folleto en Washington DC, para espolear al Congreso para que actúe.

Lo más impactante sobre las revelaciones del papel saudí fue la carta que envió el 4 de septiembre el presidente del Parlamento sirio al presidente de la Cámara de Representantes de EU, John Boehner. La carta le suplica al Congreso estadounidense que rechace la guerra en contra de Siria, y describe los hechos que muestran que Siria y EU enfrentan un enemigo común, la ideología yihadista wahabí del reino saudí. Esta ideología saudí estuvo detrás de la atrocidad del 11 de septiembre, afirma la carta, y es la que está financiando y armando actualmente a la insurgencia en contra del gobierno sirio.

En el número del 13 de septiembre de la revista EIR se publica la carta íntegra.

Otras publicaciones también destacan el papel de los saudíes en avivar el resurgimiento de al-Qaeda en Siria, como es el caso del príncipe Bandar bin Sultan, ahora jefe de la inteligencia saudí. Como lo ha documentado extensamente EIR, el príncipe Bandar, en su calidad de embajador ante Estados Unidos, sirvió como el pagador de al menos dos de los secuestradores saudíes que volaron los aviones en contra de las Torres Gemelas, matando a miles de personas. Entre los que destacan su papel recientemente está el Wall Steet Journal, que publicó el 26 de agosto un perfil extenso del papel de Bandar con la oposición siria. El Journal no deja de señalar su continua influencia en Washington, DC también, en especial a través del jefe de la CIA, John Brennan, identificado como el funcionario estadounidense más cercano a los saudíes.

También cabe destacar un programa de análisis de noticias transmitido en conocida estación de TV de Rusia el 8 de septiembre en donde destacan que Arabia Saudita está desplegando actualmente a Estados Unidos en contra de Siria. De hecho, la transmisión afirma que los soldados estadounidenses, si los despliegan en contra de Siria, estarían fungiendo como "mercenarios de los saudíes" dado que son los saudíes los que no solamente están presionando por una intervención, sino que también son los que se espera paguen por los "costos excesivos" de una acción militar.

El mismo 11 de septiembre, aparecieron otros dos importantes artículos. Primero, el tema principal en el programa 'Desde las sombras' de Daniel Estulin, que se transmite por Russia Today en español, con millones de televidentes, fue una entrevista con Jeffrey Steinberg de la EIR sobre el papel saudí-británico el 11 de septiembre. Se tituló "Washington, Londres, saudíes: la columna vertebral del terrorismo" y destaca la pelea para que se publiquen las 28 páginas suprimidas. La televisora en español de Irán también transmitió una breve entrevista con la candidata larouchista Diane Sare desde la ciudad de Nueva York, sobre la necesidad de lograr que se publiquen las 28 páginas.