Más filtraciones militares desacreditan las afirmaciones de que Assad utilizó armas químicas en Ghouta

13 de septiembre de 2013

13 de septiembre de 2013 — Los neoconservadores se están uniendo a la campaña para desacreditar la campaña de los británicos, Obama y los franceses que afirman que el régimen de Assad llevó a cabo ataques con armas químicas contra civiles en su país.

El ejemplo más reciente es un artículo escrito por F. Michael Maloof, un cercano colaborador de quienes planearon la guerra contra Iraq en el 2003, y que fue publicado hoy en el periódico World New Daily, titulado, "U.S. Military confirms Rebels Had Sarin, Classified document shows deadly weapon found in home of arrested Islamists" (Militares estadounidenses confirmaron que los rebeldes tenían gas Sarín, documentos clasificados muestran que se encontraron armas letales en la vivienda de islamistas que habían arrestado).

Maloof informa que World News Daily recibió el 10 de septiembre un documento clasificado de la comunidad de inteligencia estadounidense en el National Ground Intelligence Center, en donde se confirma que a principios del año se había confiscado gas sarín a un miembro del Frente Jabhat al-Nusra, que lo recibió desde Iraq, y que es muy posible que se haya utilizado en el ataque sucedido en marzo contra civiles y soldados en Aleppo.

Luego el artículo comenta informes que hablan sobre el arresto llevado a cabo en Turquía en mayo de este año, de miembros de al-Nusra quienes portaban gas sarín, e incluye toda la serie de informes detallados que contiene la ficha sobre el 11 de septiembre publicada en el portal electrónico de LaRouchePAC, y el artículo de EIR en la edición del 6 de septiembre. Maloof respalda efectivamente los cargos de que el gas sarín fur manufacturado en Iraq y transportado a Turquía, y cita el informe de la funcionaria de la ONU, Carla Del Ponte, el informe ruso de 100 páginas, al experto en terrorismo Yossef Bodanskym y el informe de la organización de veteranos de la comunidad de inteligencia, VIPS.

Maloof cita el informe ruso en el que dice específicamente que quien suministró el gas sarín fue un general del tiempo de Saddam que trabajaba bajo la dirección de un líder proscrito del partido iraquí Ba'ath, y había sido preparado por Adnan al-Dlaimi, brigadier general de la Industria Militar iraquí.

Maloof también cita la evidencia en contra de los rebeldes que da el investigador belga Pierre Piccinin, y varios videos que muestran milicias extranjeras peleando en Siria, que están disparando armas con contenedores de gas venenoso.

Un hueco menos importante en las mentiras del Presidente Obama y del primer ministro británico, David Cameron, se informó antier en el artículo principal del Washingto Times, que cita a "funcionarios" que dice que "la inteligencia estadounidense todavía no a podido probar que el presidente sirio Bashar Assad fue quien ordenó, el mes pasado, los ataques con armas químicas contra civiles en un suburbio de Damasco". El artículo subraya esto con citas de Kerry y de Obama. Sin embargo, luego pasa a especular sobre que las decisiones las tomó un "general forajido", en vez de enfrentar la realidad de que los rebeldes tienen en su haber armas químicas.