Lavrov: El informe de la ONU sobre armas químicas en Siria está incompleto

18 de septiembre de 2013

18 de septiembre de 2013 — Durante la conferencia de prensa que dio el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, después de haberse reunido con su contraparte francesa, declaró que el informe de la ONU sobre el uso de armas químicas en Siria está "incompleto" e hizo un llamado a que se investigaran más los múltiples informes sobre las armas químicas en Siria. El informe no identificó "donde se fabricaron las armas; en una fábrica oficial o usando métodos caseros… Nosotros le preguntamos al Consejo de Seguridad de la ONU y no recibimos respuesta, sobre donde se produjeron las municiones u otras cuestiones".

A una pregunta sobre la inscripción cirílica en uno de los proyectiles (como lo reportó el informe de la ONU), Lavrov señaló el tráfico ilegal d armas que ocurrió tanto durante la guerra en Libia como en la actual guerra civil en Siria, con frecuencia son armas de la época soviética: "Han estado circulando en esta región una gran cantidad de armas de la época soviética y de tiempos recientes. Las armas, que se le abastecieron a Libia a pesar del embargo del Consejo de Seguridad de la ONU [por parte de Qatar en colusión con Obama], se están diseminando por todo el norte de África, y probablemente más allá... Buscamos ponerle un alto al tráfico ilegal de armas de la época soviética que continua en muchos países. Varios estados de la OTAN y la UE consideran esto como un negocio redituable y se niegan a aceptar que hay que ponerle un alto".

Lavrov también rechazó tajante los llamados (como el del secretario Kerry y Ban Ki Moon) para que se apruebe una resolución de la ONU ahora bajo el Capítulo 7, en donde se permitiría una acción militar si hay un incumplimiento del acuerdo. Presentó dos escenarios: "Ya sea que nos apegamos al Capítulo 7 de la Carta de la ONU y esperamos hasta que alguien afirme que los gobernantes actuales o la oposición usaron armas químicas, y arrastramos emociones absolutamente inadmisible o confiamos en profesionales que deben estudiar cada uno de los informes de este tipo en detalle y objetivamente e informar su resultado al Consejo de Seguridad de la ONU. Moscú aún tiene razones serias para creer que el uso de armas químicas cerca de Damasco fue un acto de provocación".