Bandar amenaza a los periodistas que denunciaron el papel de los rebeldes sirios en el ataque con armas químicas

25 de septiembre de 2013

25 de septiembre de 2013 — Los dos periodistas que escribieron el informe del 29 de agosto publicado en Mint Press, titulado "Sirios en Goutha afirman que los rebeldes pertrechados por los saudíes están detrás de los ataques con armas químicas", han sido amenazados con que se les "acabó" su carrera si no se reniegan de lo que escribieron, y ambos periodistas le han dicho a Mint Press que piensan que las presiones provienen de Arabia Saudita. Uno de los autores, el jordano Yayha Ababneh, quien tuvo a su cargo las entrevistas en el terreno que constituyen el núcleo del informe, le dijo a MintPress que recibió amenazas de la embajada saudí en Jordania, donde reside. Dale Gavlak, la otra autora, estadounidense de nacionalidad, ha sido suspendida de la agencia Associated Press, y además ha estado sometida a una "enorme presión", de acuerdo a Mint Press, que ha dicho que ella piensa que las presiones provienen del príncipe Bandar bin Sultan, jefe de los servicios de inteligencia saudíes.

El príncipe Bandar bin Sultan, era embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos al momento de los ataques del 11-9, y dejó el puesto luego de que se reveló que desde las cuentas bancarias de su esposa habían salido los fondos para los secuestradores del 11-9, a través de un operativo de inteligencia saudí que vivía en Estados Unidos, y luego de las revelaciones de que Bandar había recibido sobornos en el monto de los $2 mil millones de dólares de la empresa de armamento británica BAE (antes llamada British Aerospace) por arreglar los contratos de defensa conocidos como Al Yamamah con el gobierno de Arabia Saudita. Bandar es también un personaje importante en el capítulo de 28 páginas del informe del Comité Investigador Conjunto del Congreso sobre el 11-9. Las 28 páginas fueron suprimidas porque se clasificaron como secretas, debido a que incluye información detallada sobre el papel del reino de Arabia Saudita, a través de sus instituciones de beneficencia, cuentas bancarias y nombres de ciudadanos saudíes involucrados en el financiamiento de los ataques del 11-9.

El 21 de septiembre, la publicación MintPress, que se fundó a principios de este año y la dirige Mnar Muhawesh, una periodistaa palestino-estadounidense, publicó una declaración extensa en respuesta a la afirmación de Gavlak en el sentido de que ella no había escrito el informe publicado el 29 de agosto.

El director de MintPress, Mnar Muhawesh wrote:

"Dale [Gavlak] se encuentra sujeta a una presión constante de terceras partes por escribir este artículo. Ella le notificó a los directores de MintPress y a mí el 30 y el 31 de agosto, vía email y por teléfono, que terceras partes le estaban haciendo una inmensa presión por el artículo y le estaban amenazando con acabar con su carrera por ello. Ella llegó a decirnos que cree que estas terceras partes estaban a su vez bajo presión del jefe de la inteligencia saudí, el propio príncipe Bandar, a quien se menciona en el artículo como quien proporcionó las armas químicas a los rebeldes.

"El 30 de agosto, Dale le pidió a MintPress que quitará su nombre por completo de la firma del artículo porque según dijo su carrera y su reputación estaba en riesgo. Ell agregó que estas terceras partes le exigían que se desvinculara del artículo o esas terceras partes acabarían con su carrera. El 31 de agosto, le notifiqué a Dale mediante un email que yo agregaría una aclaración de que ella fue la redactora e investigadora del artículo y que Yahya fue el periodista que estuvo en el terreno...

"Yahya [Ababneh] me notificó recientemente que la embajada saudí le había contactado y le había amenazado con acabar con su carrera si realizará un reportaje de seguimiento sobre quien había realizado los ataques con armas químicas más reciente y le exigieron que dejara de hacer entrevistas con relación a ese tema".

La declaración de MintPress también señala que: "Somos concientes de la tremenda presión que enfrenta Dale y algunos de nuestros periodistas como resultado de este artículo, y nosotros estamos bajo la misma presión como resultado para desacreditar el informe. No estamos dispuestos a sucumbir a esas presiones porque MintPress se sostiene sobre la más alta ética y las normas del periodismo...."

En cuanto al papel de Dale Gavlak, MintPress señala:

"Gavlak envió este artículo a MintPress el 28 de agosto e informó a los directores y a mí que su colega, Yahya Ababneh, estuvo en el terreno en Siria. Ella dijo que Ababneh realizó entrevistas a los rebeldes, a sus familiares, a residentes de Ghouta y a médicos que le informaron en diversas entrevistas que los saudíes habían suministrado a los rebeldes armas químicas y que los combatientes rebeldes manipularon esas armas de manera inapropiada lo cual ocasionó las explosiones.

"Cuando Yahya regresó y compartió la información con ella, ella dijo que había confirmado con varios colegas y con funcionarios del gobierno jordano que los saudíes han estado suministrando a los rebeldes armas químicas, pero como dice en su email, ellos se rehusaron a declarar en público.

"Gavlak escribió el artículo en su totalidad y realizó la investigación. Ella puso su artículo el 29 de agosto y fue publicado el mismo día". [Énfasis en el original].