Discurso del Presidente de Irán en la ONU: 'la esperanza de algo mejor' que redefina las relaciones internacionales

25 de septiembre de 2013

25 de septiembre de 2013.- La esperanza de algo mejor es un concepto universal, uno de los grandes regalos de nuestro Creador, y esto tiene que guiar las relaciones hacia el "mundo en contra de la violencia y el extremismo" que ahora necesitamos, dijo el presidente de Irán Hassan Rouhani ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Hoy existe el miedo a la guerra, a las confrontaciones fatales, de las identidades religiosas, étnicas y nacionales, de la pobreza, del menosprecio a la dignidad y los derechos humanos y el abandono de la moralidad dijo Rouhani. Sin embargo, junto a estos miedos, existen nuevas esperanzas, de un 'si a la paz', y un 'no a la guerra', y la preferencia del diálogo sobre el conflicto. Las recientes elecciones en Irán representan la esperanza del pueblo de Irán. La transferencia del pueblo del poder ejecutivo manifiesta que Irán es un ancla de estabilidad en un océano de inestabilidad regional

Cualquier cálculo errado sobre la posición de uno y, por supuesto, de otros, va a causar daños históricos, advirtió. Un error por parte de uno de los actores va a tener un impacto negativo en todos los demás en esta coyuntura delicada. Los esfuerzos por redibujar las fronteras políticas y los límites fronterizos son extremadamente peligrosos y provocadores. El haber relegado a los países del sur a la periferia ha llevado al establecimiento de un monólogo al nivel de las relaciones internacionales. La violencia y el extremismo actuales (en el cual se incluye el uso de drones y asesinatos de científicos iraníes) han ido ahora más allá de lo físico hasta infectar la vida espiritual

La intolerancia es el predicamento de nuestro tiempo. Es tiempo de no solamente tolerar a otros sino de elevarse por encima de la mera tolerancia y trabajar en conjunto. Los pueblos de todo el mundo están cansados de la guerra. Esta es una oportunidad única dijo.

En referencia a cuestiones específicas, Rouhani culpó a "grupos terroristas" por el uso de armas químicas en Siria y calificó como el mayor peligro para la región el que los grupos terroristas extremistas hayan tenido acceso a las armas químicas.

Agregó: Yo escuché cuidadosamente la declaración hecha por el Presidente Obama hoy ante las Naciones Unidas, y yo espero que se vayan a contener de seguir los intereses cortos de miras de los grupos de presión belicistas, para que podamos arribar a un marco en donde se puedan dirimir nuestras diferencias.

El expediente nuclear de Irán es un buen ejemplo de que no hay tema que no se pueda resolver con el respeto mutuo dijo, nombrando dos principios sobre los cuales se puede construir un acuerdo nuclear: un acuerdo de que el programa nuclear de Irán debe procurar exclusivamente propósitos pacíficos, y dos, que Irán tiene que tener el derecho al enriquecimiento nuclear dentro de Irán y "otros derechos nucleares".

La meditada identificación de Rouhani de la sabiduría humana y la no violencia, la esperanza y la moderación, en vez del militarismo, la violencia y el extremismo, como las premisas sobre las cuales se tiene que cimentar el orden mundial, refleja el potencial de abrir una nueva era para la humanidad. Si se cimienta con acuerdos la intención expresada por el nuevo Presidente de Irán y otros, para avanzar hacia una economía termonuclear que se extienda hacia el sistema solar, como dijo Rohani al final de su discurso, le aguarda al mundo un futuro bueno y brillante.