Susan Rice: Obama se reserva el derecho a usar la fuerza en contra de Siria

30 de septiembre de 2013

30 de septiembre de 2013.- La doctora Susan Rice hizo su gran retorno triunfal a los medios televisivos el domingo en la mañana por primera vez después de la perorata sobre Bengasi del año pasado, y procedió a deshacer, con la mejor de sus limitadas habilidades, el programa para evitar la guerra diseñado entre el canciller ruso, Sergei Lavrov y su secretario de Estado de EU, John Kerry, en Ginebra hace tres semanas. Al presentarse en el programa GPS de Fareed Zakaria en CNN, Rice insistió en que es "decisión" de Obama una opción militar unilateral si Siria no cumple con el acuerdo sobre armas químicas. Además mintió sobre lo que dice la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y mintió de nuevo, alegando que el Presidente tenía el derecho a ordenar una acción militar sin la aprobación del Congreso "en el interés de los Estados Unidos".

De las transcripciones:

ZAKARIA: Embajadora Rice, el Presidente dijo que si Siria no cumple con la resolución de la ONU sobre armas químicas, habrá consecuencias. Pero no se describe ninguna consecuencia en la resolución. Eso es algo en lo que los rusos no estuvieron de acuerdo. ¿Así que esto significa que Estados Unidos emprendería acciones militares unilaterales si Siria no cumple?

RICE: Significa, ciertamente, que nos reservamos esa opción, Fareed, a ejecutar cualquier acción que consideremos apropiada ya sea militar o de otro tipo. Pero yo creo que es importante que la gente entienda lo que ha logrado esta resolución. De hecho, si dice en términos totalmente claro, que si los sirios no cumplen con su parte, se emprenderán acciones bajo el Capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas. El Capítulo 7 es el único capítulo en la Carta en donde se exige y se permiten acciones coercitivas. Y, obviamente, bajo cualquier circunstancia, necesitaríamos volver al Consejo de Seguridad si buscáramos en dichas circunstancias apoyos internacionales para dichas acciones coercitivas si hubiera negociaciones sobre que tipo de acciones se deben emprender. Pero es muy significativo que esta resolución firme y obligatoria, que fuerza a Siria a cumplir con las obligaciones que los Estados Unidos y Rusia negociaron en Ginebra, prevea, de hecho muy explícitamente consecuencias mayores en el caso de que no cumpla. Ese fue un elemento muy determinado en la resolución que negoció el secretario Kerry con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Lavrov, hace un par de semanas en Ginebra.

ZAKARIA: Si Assad no cumple y si el Congreso no aprueba una autorización o aprueba una resolución aprobando el ataque, como pareció probable la última vez, ¿aún así insistiría el Presidente en el uso de sus facultades como comandante en jefe para autorizar un ataque?

RICE: El Presidente ha sido bien claro en que nosotros permanecemos listos a acatar si, si esa es la elección que él toma, y si se presenta la necesidad. No estamos descartando ninguna opción. Y el presidente ha sido bien claro en que en su calidad de comandante en jefe el tiene la autoridad para actuar en el interés de Estados Unidos y usar la fuerza si es necesario.

Según el Times de Israel, ante una pregunta sobre si los EU compartía las cuatro demandas del Primer Ministro Benjamin Netanyahu —de que Irán parara el enriquecimiento del uranio, eliminara el material ya enriquecido, cerrara las instalaciones nucleares Fordo y descontinuara la vía del plutonio en Arak— Rice respondió: "Obviamente, estamos en contacto y comunicación constante con nuestros aliados israelíes y otros aliados claves en este proceso. Y estamos enormemente de acuerdo en que el progreso debe seguir adelante y en lo que es necesario para que nos dé a nosotros un grado compartido de confianza. Y cuando digo nosotros, quiero decir todos nosotros en la comunidad internacional, un grado compartido de confianza de que al final de este proceso, ese programa nuclear de Irán, si es que van a tener uno, es únicamente para fines pacíficos".

Rice se cuidó de no meter la pata después de la reciente conversación telefónica Obama-Rouhani, pero claramente se puso de lado de Netanyahu y expresó escepticismo sobre cualquier disposición de Irán a llegar a un acuerdo.

Varios blogeros astutos se preguntaron si la aparición de Rice en CNN estuvo condicionada a la promesa de que no se le iba a preguntar nada sobre Bengasi.