Luego de la cumbre de la UE, los "weimaristas" de Londres se despliegan para conseguir los mega-rescates en serio

1 de julio de 2012

1 de julio de 2012 — Luego de que le torcieron el brazo a la canciller alemana Angela Merkel para que hiciera las concesiones suficientes en la última cumbre de la Unión Europea (UE), se allanó el camino para poner en marcha los mecanismos de rescate hiperinflacionario que exigían Londres y Obama, y los "weimaristas" de Londres no han perdido tiempo para anunciar sus intenciones de avanzar en los próximos días para instrumentar plenamente un mega-mega-rescate financiero en serio, como lo exigen sus intereses en la desintegración imparable de su sistema financiero transatlántico.

Para comenzar, el próximo paso en el seguimiento de una acción de ese tipo es la reunión del Banco Central Europeo (BCE) para fijar tasas de interés, este próximo jueves 5 de julio. Emblemático de las órdenes de marcha que emiten los medios financieros, es la entrevista de la agencia Bloomberg con el economista en Londres del banco Deutsche Bank, Gilles Moec, quien señala: "Ahora le toca el turno al BCE. La declaración de la UE genera un ambiente en el que es más fácil para ellos tomar decisiones menos ortodoxas". Luego, bajo el subtítulo de "Se necesita más", Bloomberg le recuerda al lector que los fondos europeos de rescate, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE), solo cuentan con 500.000 millones de euros, que no es nada comparado con los 2,5 billones de euros que suman los bonos de deuda de Italia y España nada más. Por lo tanto, lo que se necesita, alegan, es que el MEE, que está programado para comenzar en funciones plenas en julio, se convierta en un banco para que pueda acudir permanentemente al BCE. "Eso reforzaría la fuerza de un fondo que parece más pequeño aún comparado con el tamaño de los mercados de bonos que los líderes europeos quieren que rescate". Otros banqueros que cita Bloomberg amenazan con "mucho más caos en los mercados" si no les dan lo que quieren. Ese caos se pudiera manifestar muy bien para sus propósitos este próximo jueves, cuando España y Francia van a tratar de vender bonos soberanos para conseguir algo de liquidez.

La agencia Associated Press también se concentra en el papel del BCE para manejar la enormidad de los rescates que buscan: "Muchos analistas dieron su beneplácito a los planes de la UE pero les preocupa la interrogante que quedó sin respuesta. Dicen que los fondos de rescate [FEEF y MEE] son demasiado pequeños para lidiar con las tareas que les encomendarán... La solución que se mueve en el fondo, dicen algunos economistas, es el Banco Central Europeo... La próxima reunión del BCE es el jueves en Frankfurt".