Los griegos pueden terminar en la cárcel por criticar a Europa

1 de noviembre de 2013

1 de noviembre de 2013 — Todo mundo recuerda que en el libro '1984' de George Orwell se enviaba a la cárcel por "crímenes de pensamiento" a los críticos; ahora se quiere enviar a la cárcel a los que "critican a la Unión Europea". El periódico griego Ethnos informó el 24 de octubre que el gobierno griego intenta aprobar una ley que convertiría en delito penal, criticar a las instituciones europeas. El artículo, escrito por el connotado periodista griego Giorgos Delastik, informa que Atenas está buscando meter una enmienda a un proyecto de ley no relacionado, que se agregaría al código penal con el fin de encarcelar a cualquiera que se resista, oponga o simplemente exprese desacuerdo con la Unión Europea. Los violadores enfrentarían por lo menos 6 meses de cárcel. Lo mismo se aplicaría a las críticas a las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, tal como en los embargos.

El texto de la enmienda del gobierno dice:

"Quienquiera que tenga la intención de violar las sanciones o las medidas restrictivas impuestas en contra de los Estados o entidades u organismos o personas jurídicas o naturales por las decisiones tomadas por el cuerpo consultivo de seguridad de la ONU o regulaciones de la UE, serán castigados con al menos seis meses de prisión..."

El nuevo artículo, el número 458 del Código Penal de Grecia, se titula "Violaciones a las regulaciones del CSONU, ONU y UE"!

El artículo de Delastik afirma que esta ley volvería ilegal protestar en contra de un ataque en contra de Siria o en contra de cualquier otro país, si éste hubiera sido sancionado por la ONU o la UE. Argumentó que si esta ley se hubiera aprobado en la época del ataque en contra de Yugoslavia, el 97% de la población que apoyaba a Yugoslavia pudieron haber sido juzgados y encarcelados.

Aparentemente los partidos de oposición, el partido Comunista, Syriza y Griegos Independientes se enteraron de esta enmienda y se espera que vayan a impedir que se apruebe.

El gobierno ya ha acusado a la oposición de ser "extremistas" porque critican a la Unión Europea, el euro y los rescates bancarios.