Zepp-LaRouche: ¡Una intervención militar en Siria puede llevarnos a la extinción de la civilización!

29 de agosto de 2013

29 de agosto de 2013 — En una declaración de campaña emitida el 27 de agosto, Helga Zepp-LaRouche, presidenta del Movimiento Solidaridad por los Derechos Civiles (BüSo), advirtió de una grave posibilidad de que estalle una guerra mundial, y exhortó a un cambio completo de política en el mundo transatlántico, mismo que ella luego desarrolló.

Citamos las partes estratégicas de este llamado:

"La amenaza de intervención militar en Siria por parte de una nueva 'coalición de los dispuestos', a cargo de Barack Obama y David Cameron, es potencialmente el inicio de una Tercera Guerra Mundial, que nos puede llevar a la extinción de la civilización humana. Es el equivalente de la invasión del ejército nazi a (Wehrmacht) a Polonia el 1 de septiembre de 1939. No solo amenaza con hacer estallar una conflagración en todo el Oriente Medio, también significaría una confrontación con Rusia y China, con todas las consecuencias que ello implicaría.

"Esta política contra Siria es solo una piedra adicional en el mosaico de la política de 'cambio de régimen' que nos llevó a la guerra en Iraq, que como sabemos, estuvo basada en las mentiras de Tony Blair y de George Bush Jr. De la misma manera, la guerra en Afganistán se fundamentó en mentiras, la mentira sobre el 11 de septiembre, así como la guerra contra Libia, y ahora en contra de Siria. Ahora nos amenaza una Tercera Guerra Mundial.

"La política de 'cambio de régimen' fue la respuesta dada por George Bush padre y Margaret Thatcher a la disolución de la Unión Soviética. Cualquier gobierno que fuese que se opusiera al nuevo imperio angloamericano, el de la globalización, sería depuesto del poder con cualquier combinación de medidas. Esta 'globalización' se hizo acompañar de la desregulación total de los mercados financieros, que resultó en la transformación de la economía real en una economía de casino de especulación y de la ganancia financiera desbocada.

"El sistema de la globalización llegó a su fin. El grave peligro de guerra proviene de los acontecimientos en el Medio Oriente solo en apariencia. La causa de fondo y el detonador más agudo, es el inminente derrumbe del sistema financiero global, un sistema que está super endeudado y sin remedio debido a la especulación derivados virtuales y muy probablemente no sobrevivirá para el final del año fiscal de Estados Unidos, es decir, para fines de septiembre.

"Hay una solución: la política del imperio debe acabar. La medida indispensable es la reinstitución de la separación bancaria en la tradición de la Ley Glass-Steagall, que le permitió a Franklin Roosevelt en 1933 superar la crisis financiera y la depresión. En la práctica, eso significa poner fin al aspecto de casino de la economía mundial y reconstruir la economía real.

"Tanto la coalición rojo-verde [SPD-Verdes] como la negro-amarillo [CDU-FDP] en Alemania, aceptaron los dictados de esta globalización dominada por los angloamericanos. La coalición rojo-verde empezó la desregulación, y la coalición negro-amarillo no hizo nada para restringirla después de la crisis financiera de 2008, lo cual deja a estos partidos como unos inútiles cuando se trata de defender el bienestar general...

"Solo hay una posibilidad: el Congreso de Estados Unidos debe aprobar la ley Glass-Steagall y ponerle fin a la economía de casino. Si eso sucede en Estados Unidos, Europa no tendrá más opción sino que hacer lo mismo. Lyndon LaRouche es el líder intelectual de un amplio movimiento nacional en Estados Unidos que promueve la restauración de esta tradición de Roosevelt. Esa es también la única posibilidad para detener el peligro de guerra, fortaleciendo la oposición interna dentro de Estados Unidos".

Aquí puede acceder a la declaración completa de Helga Zepp-LaRouche en alemán [1]