Israel y Arabia Saudita traman ataques militares conjuntos en contra de Irán

19 de noviembre de 2013

19 de noviembre de 2013 — Según informes del Times de Israel, el Sunday Times de Londres de Rupert Murdoch informó que Arabia Saudita e Israel llegaron a un acuerdo de colaboración sobre posibles ataques militares en contra de Irán. Según el informe de Londres, Arabia Saudita habría acordado permitirle a Israel usar el espacio aéreo saudí en caso de un ataque a Irán, y suministrarle apoyo militar incluyendo helicópteros de rescate, aviones tanques de reabastecimiento y drones. El Times de Londres cita a un diplomático no identificado quien dice, "los saudíes están furiosos y dispuestos a darle a a Israel toda la ayuda que necesite". Según las fuentes diplomáticas citadas por el Sunday Times si en las pláticas de la próxima semana en Ginebra entre el Grupo 5+1 (integrado por los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania) e Irán se llega a un acuerdo, la opción militar israelí volvería a estar en al mesa de discusiones y, dada la fuerte oposición de Estados Unidos a cualquier acción militar de este tipo, sería vital el apoyo logístico saudí.

El informe en el periódico de Murdoch no menciona algunos de los obstáculos significativos para un ataque israelí de este tipo, entre ellos las profundas divisiones dentro de las fuerzas armadas y las instituciones de inteligencia de Israel en torno a los alegatos apocalípticos de Netanyahu de que Irán está próximo a lograr avances significativos en la bomba nuclear. Los especialistas militares estadounidenses han expresado un escepticismo significativo sobre las capacidades reales de Israel de dañar seriamente el disperso programa nuclear de Irán.

El Primer Ministro israelí Netanyahu ya está llevando a cabo operaciones diplomáticas relámpago de un solo hombre antes de que se renueven las pláticas de Ginebra este miércoles. Hoy y mañana se va a reunir con el Presidente francés Francous Hollande. El miércoles, Netanyahu va a viajar a Moscú a reunirse con el Presidente Vladimir Putin y va a regresar a Jerusalén el viernes para conferenciar con el Secretario de Estado de EU, John Kerry.

Netanyahu hizo las rondas por todos los programas dominicales de TV en los Estados Unidos, y apareció en CNN y "Meet the Press". Netanyahu le dijo a Candy Crowley de CNN que "este es un acuerdo malo, y de hecho, si se lleva a cabo un acuerdo malo se puede llegar al punto en donde la única opción es la opción militar. Así que un acuerdo malo puede llevarnos realmente a exactamente al lugar donde no queremos estar".

Netanyahu agregó: "Yo creo, que si se quiere una solución pacífica, como yo la quiero, entonces lo correcto es apretarle a las sanciones... Prácticamente Irán no está entregando nada. Está haciendo concesiones mínimas, que pueden revertir en semanas y se está poniendo en peligro todo el régimen de sanciones que tomó años construir… Si se sigue presionando ahora se puede lograr que Irán pare y desista... Mira, realmente las opciones no son un mal acuerdo —y este es un mal acuerdo— o existe una tercera opción. Sanciones. Hay que aumentar las sanciones".

Mientras que Israel y Arabia Saudita han estado cabildeando en Washington para que el Senado apruebe nuevas sanciones más duras contra Irán en un esfuerzo obvio por sabotear cualquier logro significativo en Ginebra, esta campaña sufrió algunas deserciones significativas esta semana, cuando cuatro senadores importantes anunciaron que ellos iban a bloquear cualquier votación nueva sobre las sanciones hasta que prosigan las negociaciones del Grupo 5+1. El senador Carl Levin (demócrata por Michigan), presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, la senadora Diane Feinstein (demócrata por California) presidenta de la Comisión Selecta de Inteligencia del Senado y el Senador Chris Murphy (demócrata por Connecticut) de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, todos dijeron que ellos se iban a oponer a cualquier tipo de sanciones nuevas esta vez. E incluso hasta el senador John McCain (republicano por Arizona), el republicano de más alta jerarquía en la Comisión de Servicios Armados del Senado, dijo el viernes, 15 de noviembre, en BBC que "soy escéptico sobre pláticas con Irán pero estoy dispuesto a darle un par de meses al gobierno de Obama".