Europa y China planean su primera misión científica espacial conjunta

25 de noviembre de 2013

25 de noviembre de 2013 — El pasado viernes 22, la Agencia Espacial Europea (AEE) emitió el primer anuncio del primer taller para planificar una misión científica espacial conjunta con la Academia de Ciencias China. Esto formaliza y desarrolla el anuncio hecho el 14 de octubre al respecto de que esta iniciativa estaba próxima a suceder. Este primer taller se llevará a cabo en Chengdu, el 25 y 26 de febrero. La meta de esta reunión es considerar una gama de propuestas para diseñar una misión científica espacial conjunta, que será desarrollada por las dos agencias. El taller será conducido por el Directorio Europeo de Exploración Científica y Robótica, y el Centro Nacional Chino de Ciencia del Espacio. Ambas agencias espaciales están de acuerdo con que el primer paso es promover la interacción entre científicos europeos y científicos chinos. En un segundo taller, que tendrá lugar en Europa en septiembre del año próximo, se presentarán trabajos hechos en equipo, incluyendo objetivos científicos y requerimientos técnicos.

Hasta ahora, China ha tenido un programa científico espacial muy modesto, desplegando unos cuantos satélites e instrumentos. Recientemente China anunció que intensificaría los esfuerzos, a fin de llevar a cabo una serie de misiones científicas sobre astronomía, cosmología, física solar y demás. Al formar equipo con la tan experimentada comunidad científica espacial de Europa, elevará las capacidades científicas espaciales de China de manera notable. Los europeos, que históricamente han trabajado con la comunidad científica estadounidense y con la NASA en misiones científicas espaciales que han sido muy exitosas, han visto que la agencia espacial estadounidense está eliminando cada vez más misiones conjuntas, como la ExoMars, con lo cual la AEE se vio en la necesidad de buscar nuevos socios. En ese caso, los rusos dieron un paso al frente, y esto permitió que continuaran los planes para una misión a Marte para el 2016.

Así mismo, los europeos decidieron ya hace muchos meses que Estados Unidos se ha convertido en un socio en el que no pueden confiar, y ahora están enviando sus candidatos a astronautas a China, para que se entrenen y participen en misiones futuras de Shenzhou.

Supreme