Las ganancias de los narconegocios son para salvar al sistema bancario: zar antidrogas ruso Viktor Ivanov

14 de noviembre de 2013

14 de noviembre de 2013 — El director del Servicio Federal para el Control de las Drogas, Viktor Ivanov, dijo desde Moscú el pasado martes 12 que las ganancias de los narconegocios son absorbidas por el sistema bancario y les ayuda a resolver la falta de liquidez que surgió debido a la crisis financiera mundial de los últimos años. Destacó que "el problema no se debe resolver solo con medidas policiacas, porque es un problema de política internacional y antes que todo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU)".

Ivanov le aseguró a los medios que Rusia, que preside este año el G-8, tiene pensado plantear el problema del tráfico internacional de drogas en la próxima cumbre del G-8 en 2014, a celebrarse en la ciudad rusa de Sochi. Ivanov dijo: "El CSNU debe detectar y registrar los desafíos y amenazas a la paz y la seguridad" que representa el narconegocio.

La declaración de Ivanov se dio a conocer un día antes de que la Oficina contra la Drogas y el Delito de las Naciones Unidas (UNODC, por sus siglas en inglés) hiciera público su informe anual en donde muestra que en el 2013 hubo un aumento enorme en el cultivo de la amapola en Afganistán. En el informe la agencia de la ONU dice que el área de Afganistán dedicada al cultivo de la amapola se elevó a 209,000 hectáreas, mayor al punto más álgido anteriormente de 193,000 en el 2007. Dice que la cosecha de amapola de este año va a producir 5,500 toneladas métricas de opio, un aumento de 1,800 toneladas sobre el rendimiento del 2012.

Yury Fedotov, director ejecutivo de la agencia, calificó el aumento en la producción de "una alerta" y "un llamado urgente a la acción" en la medida en que Afganistán empieza a asumir más control sobre su seguridad. Dijo que si las agencias internacionales no toman más en serio el problema, "el virus del opio" —como él le llamó— podría afectar la estabilidad de Afganistán.