¿Cuando se va a reorientar Alemania hacia el Oriente?

3 de diciembre de 2013

3 de diciembre — Nada menos que el principal semanario de Alemania, Der Spiegel, comentó el sábado con relación al colapso de la política de la Unión Europea hacia Ucrania, que esto destacaba la urgencia de definir un enfoque nuevo, en particular hacia Rusia y Putin, cuya imagen de hombre temible tiene que acabarse. Se tiene que reemplazar la política de Merkel, de mantenerse a la expectativa manteniendo su distancia de Rusia y Putin, con un enfoque más activo, aunque no especifica cual sería ese enfoque.

Lyndon LaRouche quien, en su videoconferencia por Internet del viernes en la noche [1] destacó que el viraje de Ucrania para alejarse de la UE representaba un mar de cambio mucho más amplio, dijo en relación al viraje:

"Este programa, este arreglo, significa que estamos vivos. Su arreglo, el arreglo que tenía Europa Occidental, significa que todos vamos a morir. Y eso es lo que está sucediendo. Ellos están reconociendo que la parte euroasiática de la economía, que incluye a Rusia y partes de lo que fue la Unión Soviética, siempre fueron viables. Pero el rompimiento lo estructuraron de tal manera como para darle, digamos, una orientación europea occidental, y esto es lo que ha arruinado, desde entonces, desde la caída de la República Democrática de Alemania, eso es lo que ha arruinado toda la situación. ¡Y todo esto fue una trampa!

"Ahora, la trampa ha llegado a tal punto que alguien tiene que morir. Ahora, los que están más amenazados de muerte, es primero que todo Europa Occidental, y Alemania tiene una opción si se va con Europa Oriental. Porque el único interés que tiene Alemania que significa algo, es una política antiambientalista. Y hay gente en Alemania que lo sabe.

"Yo espero ver que Alemania, junto con Suiza, junto con Austria y junto con otras partes de Europa Oriental, se unan. Algunas partes no lo harán, ¡y van a morir! Y esa es la realidad: ¡ya llegó. No es la opinión de alguien, no es una cita del New York Times o de alguna otra institución de este tipo, ellos también están muertos. Porque se aferraron, y solo están mirando el problema del dinero. Todo mundo en esas instituciones solo mira al dinero".

El artículo se puede interpretar como una señal de que alguien en las élites alemanas está pensando en hacer algo constructivo en relación a Rusia y en términos más generales, a Oriente. Lo cual es, un acontecimiento apropiado, en este aniversario del asesinado del entonces director general del Deutsche Bank, Alfred Herrhausen, quien tenía ideas orientadas hacia el futuro de acercarse a Oriente después de la caída de la Cortina de Hierro, pero que fue asesinado con un carro bomba el 30 de noviembre de 1989.