Llamado del líder griego Kammenos por una leys Glass Steagall; un Nuevo Trato y Plan Marshall para Grecia y Europa

10 de diciembre de 2013

10 de diciembre de 2013 — El destacado dirigente de la oposición griega, Panos Kammenos, hizo un apasionado llamado a la implementación de una ley como la Glass-Steagall en Grecia, en Europa y en Estados Unidos. El llamado de Kammenos, líder del partido Griegos Independientes, fue durante su intervención en el la reunión del parlamento griego el pasado domingo 8, durante la sesión en la que el gobierno griego presentó su presupuesto para el 2014, el cual se aprobó por una escasa mayoría de tres votos. Kammenos recién regresó de una visita que hizo a Estados Unidos, donde pasó todo un día complete en reuniones con congresistas a quienes instó a que se restaure la Glass-Steagall en Estados Unidos, como la mejor vía para salir del atolladero y ayudar a Grecia y Europa.

Kammenos denunció que el presupuesto se organizó para servir los intereses de los bancos acreedores, y señaló el hecho de que los griegos tienen que pagar no menos que 430 mil millones de euros en nueva deuda, y que desde que se inició el rescate los acreedores han ganado más de 50,000 millones de euros tan solo en pago de intereses. La soberanía nacional, acusó, se le ha entregado a los bancos.

Dijo que cuando Grecia ingresó a la Comunidad Económica Europea en 1979, se unió a una comunidad de naciones en base al libre consentimiento, una asociación de igualdad y de mutuo respeto. Era una comunidad de naciones y no una comunidad de bancos.

Hizo un llamado para lanzar un movimiento de resistencia por toda Europa y en Estados Unidos. Se refirió a la crisis de la década de 1930, cuando los estadounidenses tuvieron la fortuna de que un gran líder, Franklin D. Roosevelt, fuese el Presidente de Estados Unidos, quien llevó a cabo el Nuevo Trato que hizo a un lado a los banqueros y respaldó los derechos de los ciudadanos.

A pesar de estar impedido por la polio en una silla de ruedas, dijo Kammenos, Roosevelt hizo realidad su visión del país mediante una imposición fiscal razonable, realizó la transformación del sector público para que obrase en benefició de la soberanía nacional y del país y no en provecho de las ganancias de los bancos.

Se refirió a las famosas Cuatro Libertades de Roosevelt, y dijo que su Nuevo Trato sirvió a esas cuatro libertades que planteó Franklin Roosevelt en su famoso discurso:

La primera libertad es la libertad de expresión en cualquier parte del mundo, una libertad que se está pisoteando ahora, como se pone de manifiesto en los ataques que él mismo ha recibido por sus denuncias de las medidas del memorándum del gobierno con los banqueros, que llevó a que le suspendieran su inmunidad parlamentaria.

El segundo principio, fue la libertad de las necesidades, de la pobreza, que conlleva la necesidad de crear las condiciones económicas a nivel mundial que le aseguren a todas las naciones una vida saludable y pacífica para sus pueblos. El Estado, como en la mayoría de las sociedades liberales, tiene la obligación de proteger a los pobres, cuidar a los enfermos que no pueden pagar un seguro médico, y proteger a sus ciudadanos y sus derechos.

El tercer principio es la libertad del temor. Aquí, Kammenos se refirió a sus colegas parlamentarios, y a otros líderes, como los sindicalistas que son atacados por el gobierno y calumniados en los medios informativos del gobierno.

En el centro del Nuevo Trato estaba la implementación de la Ley Glass-Steagall para vencer la irresponsabilidad de los banqueros, y se refirió directamente al senador Carter Glass y al representante Henry Steagall quienes le presentaron en 1933 la legislación al Presidente para separar las operaciones de la banca comercial de la banca que realiza transacciones de capitalismo de casino.

Se refirió a su visita a Washington el 3 de diciembre,[1] y dijo que en Estados Unidos, muchos congresistas y senadores, con algunos de los cuales tuvo la oportunidad de reunirse, respaldan la legislación para restaurar la ley Glass-Steagall, porque si Grecia estalla, lo mismo le sucederá a Italia, España, Portugal, Francia, Alemania y a Estados Unidos.

Kammenos destacó que la política de los Griegos Independientes, en especial para las elecciones europeas venideras, es la implementación de la ley Glass-Steagall en Grecia junto con los partidos europeos para movilizar a la ciudadanía y a los políticos a votar a favor de la lógica de poner el interés de los pueblos y de la sociedad antes de los intereses de los bancos.

Finalmente, planeó un nuevo Plan Marshall para Europa, y señaló el hecho de que a diferencia de lo que sucede actualmente con la Unión Europea, el Plan Marshall después de la Segunda Guerra Mundial fue una verdadera alianza entre Estados Unidos y 16 naciones europeas, mediante el cual se extendió ayuda financiera sin consideración de interés, de tal modo que Europa pudo reconstruir su economía. Una política como esa es lo que se necesita para Grecia y toda Europa ahora.

Grecia necesita un Plan Marshall, dijo, para desarrollar sus recursos naturales que se están vendiendo ahora para pagar la deuda. Hizo un llamado al país para iniciar discusiones tanto con Estados Unidos como con Rusia para la implementación de un Nuevo Plan Marshall.

Aquí se puede el texto complete de su discurso en griego[2].