Con la posposición de la crisis en Siria, la OCS se concentra en la Nueva Ruta de la Seda

14 de septiembre de 2013

14 de septiembre de 2013 — La intervención de Rusia en la crisis de Siria no solo ha servido para ganar tiempo en Estados Unidos para que el Congreso enfrente los verdaderos problemas, que son la ley Glass-Steagall para dar paso al programa de recuperación el NAWAPA XXI, sino que también le ha dado tiempo a la muy importante reunión de la Organización de Cooperación de Shangai (SCO) que se inició ayer en Kirguistán. Además de los seis miembros (Rusia, China, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán) participarán también los líderes de India, Pakistán, Afganistán e Irán.

Estas son las cuestiones decisivas: ¿Qué pasará con Afganistán cuando Obama se salga de ahí el año próximo, dejando la nación en un caos? ¿Cómo enfrentar la "Nueva guerra del opio" de los británicos desde Afganistán que inunda de opio a Rusia y otros países? Y más importante aún, ¿cómo echar andar grandes proyectos de desarrollo ahí los más pronto posible?

El semanario Executive Intelligence Review (EIR) publicó un informe sobre el llamado del Presidente chino, Xi Jinping, para iniciar una "Nueva Ruta de la Seda desde el Pacífico hasta el Báltico" cuando estuvo en Kazajistán la semana pasada (ver EIR, 13 de septiembre de 2013, Vol. 40, No. 36), y una entrevista con Konstantin Sorkin, uno de los autores del informe Afghan Narcotrafficking: A Joint Threat Assessment (Narcotráfico afgano: Una evaluación conjunta de la amenaza. Ver EIR, 6 de septiembre de 2013, Vol. 40, No. 35).

El Presidente iraní, Hassan Rouhani, asistirá a la reunión de la OCS, en lo que será su primera salida al extranjero desde que asumió el cargo el 4 de agosto pasado. Sostendrá una reunión tripartita con Xi Jinping y con el Presidente ruso, Vladimir Putin, a fin de afianzar la cooperación frente a los planes de guerra británicos y de Obama en el sudoeste de Asia, con la propuesta de grandes proyectos de desarrollo en toda Asia. Rusia contempla entregar la operación completa de la instalación nuclear de Bushehr a Irán en las próximas semanas, y se podría anunciar una mayor cooperación nuclear en el marco de la cumbre.

China está participando en un gran proyecto de petróleo y gas a través de la región, que incluyen oleoductos desde la región hasta China. Pepe Escobar señala en un artículo publicado en Asia Times el viernes 13 con el título de "China teje la Ruta de la Seda (SCO)", que Ürümqi, en la provincia occidental china de Xinjiang, se ha convertido en la "base de comunicaciones para el corredor euroasiático" con cientos de compañías de computación conectadas a las naciones de Asia Central. Escobar destaca que "mientras que los perros de la guerra (en Washington) ladran, la caravana china avanza con acuerdos".