Putin: el mundo debe rechazar los juegos geopolíticos y el caos

27 de septiembre de 2012

27 de septiembre de 2012 — Durante la ceremonia de recepción de las credenciales de 21 nuevos embajadores asignados a Rusia, el Presidente Vladimir Putin aprovechó la ocasión para hacer importantes comentarios sobre la tensa situación internacional actual. Señaló que la crisis económica internacional es "sistémica", y pidió que la comunidad internacional rechace los "juegos geopolíticos" y no permita el uso de la fuerza pasando por encima de la Carta de las Naciones Unidas.

"Ustedes están asumiendo la dirección de sus embajadas en un momento en que la situación en el mundo, lamentablemente, se hace cada vez más difícil y turbulenta", le dijo Putin al grupo. "Las finanzas globales y la economía global enfrentan cada vez más problemas, y desafortunadamente, la crisis está adquiriendo una naturaleza prolongada y sistémica".

Putin se refirió a que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) está sesionando en estos momentos, e hizo un llamado a la reflexión sobre la Carta de la ONU, la cual "establece los principios para manejar colectivamente las relaciones internacionales y establecer un orden mundial equitativo y justo que respete la soberanía e igualdad de todas las naciones. Estos principios nos guían para solucionar todos lo problemas por medio de las negociaciones, sin tener que recurrir a la intervención extranjera. La observancia estricta de estos principios es necesaria hoy más que nunca. Se debe garantizar la supremacía de la ley en la arena internacional, tanto como se hace en las naciones mismas. Esto concierne directamente a los sucesos que tienen lugar en sitios de conflicto en el mundo, en especial en el Medio Oriente y en el Norte de África. Las diversas formas de instigación y violencia continua, con el objetivo de forzar un cambio de régimen, solo llevará la situación a un callejón sin salida. La violencia solo engendra más violencia".

Putin agregó que "vemos la solución como una acción coordinada por la comunidad internacional para solucionar la crisis a través de medios políticos y diplomáticos pacíficos y alentamos a las partes en conflicto a que detengan la violencia armada. La vida humana, de todos, es el mayor valor, y no debe convertirse en la moneda de intercambio de los juegos geopolíticos".

Hizo un llamado para hacer "esfuerzos conjuntos para evitar las amenazas de los terroristas y extremistas sin importar donde ocurran", sin que haya "cabida a doble moral", señaló Putin. "Déjenme recalcar otra vez que basarnos en el derecho internacional es el único modo posible para conducir las relaciones en el mundo moderno. No sale nada bueno de los intentos por sustituir con acciones unilaterales o sangrientas, los principios universales de la Carta de las Naciones Unidas, o de pasar por encima de la Carta y utilizar la fuerza. Tales acciones traen consigo el riesgo de la desestabilización y el caos, y en tales circunstancias no hay manejo de crisis posible. Los sucesos recientes una vez más han confirmado que nuestro punto de vista es correcto. Ya es tiempo de que aprendamos la lección de lo que está sucediendo".

Al volver hacia las zonas del mundo que representan estos nuevos embajadores, Putin puso énfasis especial en "la actividad de comercio e inversión, infraestructura de transporte, seguridad alimentaria e innovación" de la región del Asia-Pacífico, y el "gran potencial" de la Unión Aduanera de Rusia, Bielorusia, y Kasakstán, y de la futura Unión Económica Euroasiática.