Reunión de alto nivel del liderato ucraniano y ruso define un "mapa de ruta"

18 de diciembre de 2013

18 de diciembre de 2013 — El lunes 16 continuaron las presiones de los líderes de Washington y de la Unión Europea (UE) para tratar de aplastar a Ucrania, dando apoyo a los disturbios que buscan derrocar al gobierno y la discutible quiebra de Ucrania con el fin de forzarla para que se pliegue a las demandas de la Unión Europea, mientras que el Presidente ucraniano Viktor Yanukovych y sus ministros estaban saliendo a Moscú para asistir a la sexta reunión anual de la Comisión Intergubernamental Ruso-Ucraniana, que presidieron conjuntamente los dos presidentes el martes 17 de diciembre. La Comisión discutió una amplia gama de temas económicos, y ya los dos gobiernos habían aclarado que en esta ocasión está en el programa discutir la unión de Ucrania a la Unión Aduanera Ruso-Bielorusia-Kazajstán, que va a cambiar el nombre a Unión Aduanera Euroasiática.

Pero si se resolvió un préstamo incondicional de Rusia a Ucrania por $15,000 millones de dólares que le ayudaría a Ucrania a mantenerse a flote frente al chantaje de la UE. (Ver nota aparte)

El Financial Times y otros diarios citaron el domingo 16 al jefe de asesores económicos del presidente ruso Vladimir Putin, Andrei Belousov, quien dijo "No descarto que si hay una solicitud, se podría proveer crédito. La situación en Ucrania es tal ahora que sin préstamos, de un lado u otro, simplemente no van a poder mantener su estabilidad económica".

Reuters informó que el Ministro de Finanzas de Rusia ha confirmado que se están celebrando pláticas sobre préstamos. Por su parte, el primer ministro ucraniano Mykola dijo que las dos partes firmarían un "mapa de ruta" para "remover la mayor parte de las controversias en el comercio, eliminar problemas sobre aduanas y normas sobre productos".

Justo al mismo tiempo, en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea en Bruselas, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, apoyó la propuesta de noviembre del presidente ucraniano Yanukovych, que rechazó la UE, en el sentido de que se celebren pláticas trilaterales entre Ucrania, Rusia y la UE.

"Solo sería lógico, que antes de movernos muy insistentemente a proponer varios arreglos para una cooperación mayor con Ucrania, en este caso con la UE, nos sentemos y veamos cuales pudieran ser las consecuencias de varios componentes para todos los participantes en el proceso, dado los enormes volúmenes de comercio, vínculos económicos y de inversiones, para no mencionar vínculos humanitarios, entre todos estos países" dijo, según Interfax-Ucrania."La interacción trilateral estaría totalmente justificada".