LaRouche exige a la Reserva Federal que venda todos sus activos tóxicos

18 de diciembre de 2013

18 de diciembre de 2013 — Este martes 17 del presente, Lyndon LaRouche hizo un llamado para que se obligue a la Reserva Federal a liquidar la totalidad de los activos tóxicos que ha venido acumulando desde que inició el rescate de los bancos transatlánticos demasiado-grandes-para-quebrar, con su "emisión cuantitativa" de dinero inorgánico que le ha entregado a esos bancos a cambio de sus activos tóxicos que no valen un comino.

"Desde el estallido financiero del 2008 y el rescate financiero en masa que realizó la Reserva Federal, ésta se ha convertido en un 'banco malo', en el que se han acumulado activos respaldados en valores que casi no valen nada, provenientes de los seis grandes bancos de Wall Street y sus homólogos europeos, como parte de la mentada Emisión Cuantitativa (EC). Como resultado de esa política, esos bancos han crecido en un 40%, mientras que la economía real se muere por falta de capitales de inversión para que haya un crecimiento real y creación de empleos", declaró LaRouche.

"La Reserva Federal se ha convertido en un depósito en quiebra de papel sin valor, en tanto que a millones de estadounidenses se les ha robado y empobrecido, y ahora enfrenta la muerte. Ya es hora de forzar la realidad de la situación: La Reserva Federal, junto con todos esos bancos de Wall Street demasiado-grandes-para-quebrar, en Londres y otras partes de Europa continental, están en quiebra sin remedio y son un cáncer para la economía real. Necesitamos que se reinstituya la Glass-Steagall de inmediato, y la Reserva Federal debe ser obligada a que liquide sus activos sin valor para terminar con el ciclo de rescates, EC hiperinflacionaria y la espiral de muerte de la economía real".

LaRouche señaló que en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal, que se realizó los días 18 y 19, estará sometida a una enorme presión para que continúe con su política de EC para inyectar $85,000 millones de dólares al mes en dinero falso a los bancos, quienes a su vez van a apostarlo todo en derivados financieros. En contraste a esa demencia, LaRouche destacó la decisión del Presidente ruso, Vladimir Putin, en su reunión de ayer con su homólogo de Ucrania, Viktor Yanukovych, de invertir $15,000 millones de dólares en la economía real de Ucrania y de reducir el precio del gas natural ruso para su vecino en 33 por ciento.

"Rusia ha actuado de manera responsable y le ha dado a Ucrania una alternativa clara a la sentencia de muerte que le proponía la Unión Europea", explicó LaRouche. "Eurasia está viendo como se escapa de la sentencia de muerte de las políticas hiperinflacionarias de la Troika y de la Reserva Federal estadounidense, y cualquier nación cuerda de Europa va a saltar a la menor oportunidad para salirse de la trampa. Tanto en Estados Unidos como en Europa occidental, la opción de la Glass-Steagall es la única vía para la supervivencia.

"Ya es hora de poner a la Reserva Federal en una demorada reorganización de bancarrota, empezando con la liquidación de su cartera de deudas de casino sin valor que le ha comprado a Wall Street desde el comienzo de los rescates hiperinflacionarios con la emisión cuantitativa que ya ha superado los $4 billones de dólares".