Susan Rice y Hague tratan de provocar a Moscú

25 de febrero de 2014

25 de febrero de 2014 — Durante su intervención en el programa Meet the Press de NBC, la Asesora de Seguridad Nacional de Obama, Susan Rice, dijo que sería un "grave error" que Moscú enviara fuerzas militares a Ucrania, y que no es del interés de Rusia, Europa, o Estados Unidos, que Ucrania se divida. Cuando se le preguntó a Rice sobre un posible escenario en donde Rusia pudiera enviar fuerzas a Ucrania para restablecer un gobierno más amistoso con Moscú, dijo que eso sería un grave error. "No es del interés de Ucrania o de Rusia o de Europa o de Estados Unidos el ver un país dividido. No es del interés de nadie ver el retorno de la violencia y que la situación se intensifique" agregó Rice.

Rice se hacía eco de lo dicho hoy por el Secretario de Relaciones Exteriores británico, William Hague, a los medios británicos, en el sentido de que Rusia no debe intervenir en la crisis ucraniana. Aunque Moscú no ha mencionado ninguna intervención militar, Hague se lanzó a decir que la población rusa no tiene interés en que se intervenga, en medio de las preocupaciones de que el Presidente Vladimir Putin pudiera enviar tropas.

La hipocresía de tales declaraciones de parte de las potencias que patrocinaron el golpe de Estado neonazi en Ucrania, no la puede superar nada, excepto la malevolencia de sus amenazas en contra de Rusia.

El 19 de febrero, Reuters informó sobre las declaraciones del Secretario de Prensa de Putin, Dmitry Peskov, quien dijo en el portal sobre noticias slon.ru que el principio fundamental consiste en no interferir en lo que está sucediendo en Kiev. Esto se ha dicho muchas veces y el Kremlin se está adhiriendo a esta línea" agregó Peskov.

Y luego entra McCain

No es de sorprender que las amenazas de Rice y Hague en contra de Rusia fueran amplificadas por el senador John McCain, quien apareció hoy en el programa Face the Nation de CBS. McCain dijo:

"Yo creo que se le tiene que hacer llegar [a Putin] el mensaje, que deje que el pueblo ucraniano determine su propio futuro. Y una partición de Ucrania es totalmente inaceptable. Y nosotros tenemos que actuar de inmediato para darles la ayuda económica que ellos necesitan, con base en las reformas que se les van a exigir también. Va a ser un trabajo muy duro...

"Y, a propósito, si yo fuera Putin hoy, al final de los Juegos Olímpicos, estaría un poquito nervioso, porque el pueblo de Rusia ha visto como transpiraba todo esto y están cansados del capitalismo de amiguismo y cleptocracia que gobierna Rusia hoy. Si yo fuera el, estaría un poquito nervioso".